Pastaza permanece sin policías y enfrenta más hechos…
Gremios productivos piden uso progresivo de la fuerz…
Universidad Católica abre albergue para manifestante…
‘Mi hijo tiene cáncer; esperamos que paro term…
Habitantes de San Antonio de Pichincha están conmoci…
La Shyris concentra personas por la paz por cuarto día
Encapuchados ingresaron e invadieron Embajada de Egi…
Desabastecimiento de alimentos seguirá en aumento po…

Los desempleados

“El trabajo dignifica”. Lema corto, pero poderoso que resume en tres palabras lo que debería significar el trabajo. Sin embargo, como es tradición en nuestro país, los políticos tergiversan cualquier cosa en busca de sus maltrechos objetivos, que solo buscan su poder, prestigio, dinero y popularidad, sin pensar por un segundo en el bienestar de quienes los pusieron en esos puestos.

Esta lid electoral no ha variado en nada de las anteriores, y son esos mismos aspirantes politiqueros, seguramente todos desempleados, que ahora nos tratan de engatusar con sus artimañas, las de siempre. Estos personajes han visto en su trayectoria política un empleo, eso mismo, un empleo bien remunerado que además les da las herramientas para hacer otros negocios, casi todos de dudosa índole.

Y nosotros los votantes no nos quedamos atrás, nos olvidamos con rapidez de todo, quizá con un profundo anhelo de comenzar de nuevo, de dejar atrás ese pasado fatídico que nos ha empobrecido, y no solo me refiero al dinero.

No hay que ser un clarividente para imaginar lo que se nos viene: la misma incompetencia, la misma pugna de poderes, el mismo desorden y caos, en un país que no encuentra su norte.

Pero para no ser tan fatalista, lo bueno del asunto es que muchos ecuatorianos dejarán las filas de la desocupación.