Historias sin fronteras

Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria de carácter internacional e independiente que brinda asistencia de emergencia a poblaciones víctimas de catástrofes de origen natural o humano, de conflictos armados, de epidemias y de otras situaciones de exclusión de la salud, sin ninguna discriminación por raza, religión o ideología política. @MSF_Argentina - Sitio Web: www.msf.org.ar - Foto: Jesus Abad Colorado.

Médicos Sin Fronteras moviliza su respuesta en Ucrania y en los países fronterizos

Despliega equipos en Polonia, Moldavia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia.

Mientras cientos de miles de personas se ven obligadas a huir, Médicos Sin Fronteras (MSF) trabaja para poner en marcha su respuesta de emergencia en Ucrania, al mismo tiempo que despliega equipos en Polonia, Moldavia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia. La organización también tiene equipos en Rusia y Bielorrusia, listos para prestar asistencia humanitaria en caso de ser necesario.  

Mientras continúa el conflicto en Ucrania, MSF está desplegando equipos en Polonia, Moldavia, Hungría, Rumania y Eslovaquia para evaluar la situación de las personas que cruzan estas fronteras y responder a las necesidades humanitarias.

En Ucrania, los equipos de MSF han distribuido kits para heridos de guerra en Mariupol. La organización también ha impartido una formación en telemedicina para la atención de traumatismos a 30 cirujanos del este de Ucrania.

Los equipos de emergencia de MSF han llegado a la frontera entre Polonia y Ucrania y en estos momentos están tratando de llevar personal y suministros esenciales a Ucrania y poner en marcha su respuesta de emergencia a ambos lados de la frontera. Los equipos de la organización también llevarán a cabo evaluaciones de necesidades a lo largo de la frontera de Ucrania con Rusia y Bielorrusia.

Con los combates en curso, determinar el verdadero alcance de las necesidades médicas en Ucrania sigue siendo extremadamente complicado. MSF se está preparando para una serie de escenarios para incrementar la respuesta.

Los equipos de MSF en los puestos de control de la frontera ucraniana-polaca están viendo cómo la gente cruza a pie, en auto y en autobús, muchas de estas personas llegan cansadas y agotadas, y algunas con niños de tan solo 25 días.

Muchas de las personas refugiadas que cruzan la frontera polaca le han contado al personal de MSF que han pasado largas horas en colas a temperaturas bajo cero. Algunas estaban deshidratadas y otras sufrían hipotermia. MSF ha donado materiales básicos de refugio a un albergue de recepción en Polonia y está trabajando para intensificar su respuesta.