Lo que otros callan por temor o timidez, aquí se lo dice sin anestesia. Es comentarista de fútbol de EL COMERCIO.
Alejandro Ribadeneira
Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Central. Es periodista desde 1994. Colabora con el Grupo El Comercio desde el 2000 y se ha desempeñado en diversos puestos desde entonces. Actualmente ocupa el cargo de Editor Vida Privada.

¿Una estupenda Copa Libertadores para Ecuador?

COMPARTIR
valore
Descrición
Indignado 28
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 40
Lunes 26 de octubre 2020

Es inédito que tres equipos ecuatorianos hayan alcanzado los octavos de final de la Copa Libertadores. Esto llevaría a pensar que Ecuador está presenciando un auspicioso momento de sus equipos pese a la pandémica crisis que agobia a la región, y que este éxito está alguna manera conectado con la renovación que comienza a vivirse en la Tri. Después de todo, dos de esos equipos aportan con jugadores al proceso de Gustavo Alfaro.

Creo que, como siempre que se revisan números y contextos, hay una parte interesante pero otra no tan valiosa en que Liga, Independiente y Delfín hayan llegado a este punto de la competición.

Vamos por lo bueno. Los clubes del país superaron grupos muy complicados, algunos rivales tenían presupuestos superiores e incluso fueron campeones de la Copa, torneo que además ha mostrado un buen nivel de fútbol en su fase de grupos. Parece que los cambios aplicados por una dirigencia que busca mostrarse renovada y alejada de la estela de la corrupción de sus antecesores están funcionando. La Copa es más seductora y tres clubes de Ecuador han sido protagonistas. En cambio, los clubes de Chile, Perú y Colombia fueron eliminados.

La parte oscura está en el rendimiento de visita. Los tres equipos han sido goleados al menos una vez fuera del país y ninguno se impuso como líder del grupo. Hay una irregularidad que no ha logrado ser descifrada por los DT, por ninguno. Si eso persiste, no habrá cuartos de final para nadie.

Con todo, el sorteo puso a LDU e IDV con rivales para afirmar que hay expectativas de clasificación, sobre todo porque Quito es un lugar que aterra a brasileños y uruguayos.

Delfín se las verá con Palmeiras, el mejor equipo de la fase de grupos, pero ya hizo historia al clasificarse a esta instancia. Con su triunfo en Paraguay ha salvado un año difícil para el campeón, que ha perdido dos entrenadores en lo que va de la temporada y que prácticamente ya entregó su corona.

Mención aparte merece Barcelona SC, que volvió a fracasar en su empeño de ganar esa Copa que tan cerca estuvo alguna vez de obtenerla.

Liga de Quito visita a River Plate por la última fecha del Grupo D de la Copa Libertadores. Julio Estrella/EL COMERCIO

Liga de Quito, uno de los clasificados a los octavos de la Copa Libertadores. Julio Estrella/EL COMERCIO