Con carné covid del exterior sí puede acceder a even…
Quito y provincias: Así están las vías del Ecuador e…
Herramienta identifica zonas de Quito con más femicidios
La Tricolor probará nuevos jugadores contra México
La protesta mesurada devino en un caos de piedras y …
Al menos 18 detenidos en jornada de protesta
Cinco personas investigadas por agresión al espacio …
Volcán de La Palma: elevación del terreno, gases y lava

Vía a la Costa se mejorará desde enero del 2018

joffre flores/  archivo  /el comercio La vía a la Costa será intervenida el siguiente año, por la empresa concesionaria Verdú.

joffre flores/ archivo /el comercio La vía a la Costa será intervenida el siguiente año, por la empresa concesionaria Verdú.

La vía a la Costa será intervenida el siguiente año, por la empresa concesionaria Verdú. Foto: Archivo / EL COMERCIO

A inicios de enero del 2018 comenzarán los trabajos para mejorar la vía Chongón-Progreso-Santa Elena, más conocida como vía a la Costa.

La carretera fue entregada en concesión a un consorcio liderado por la empresa Verdú, la única que presentó un proyecto de inversión bajo el modelo de alianza público-privada.

El ministro de Transporte, Paúl Granda, dijo que se invertirán USD 234 millones, financiados por la Corporación Andina de Fomento.

La vía a la Costa es una de las dos intervenciones viales previstas en el Plan de Desarrollo Portuario de Guayaquil, que se ejecutará durante cuatro años. La otra es la construcción del Puente Sur, el cual es parte de una vía de 48 kilómetros que partirá desde el puerto.

La concesión consiste en el mejoramiento de los 131,5 kilómetros de esta carretera de dos carriles que une Guayas con Santa Elena.

Según el Ministro, no está contemplada una ampliación sino un mejoramiento del enlace. “Se pondrán zonas de descanso,
iluminación, señalización y otras obras, porque esa vía ya requiere un mantenimiento integral. Por eso queremos anticiparnos a la llegada del invierno. Nuestra intención es que en enero arranque el mantenimiento”.

Granda indicó que están en la fase final de negociación del contrato. Para asegurar su mantenimiento se instalarán tres peajes: en Santa Elena, a la salida de Guayaquil y en la Playas-Progreso. “Hemos conversado con las autoridades provinciales (Santa Elena y Guayas) y se cobrará una tarifa de USD 1 en cada peaje”.

Esta vía se unirá a la Playas-Posorja, de 22 kilómetros, financiada en USD 40 millones por la empresa DPWorld, que construye el puerto de Posorja. La obra fue entregada a la empresa Herdoíza-Crespo.

Así, “se integran los dos puertos, se complementan y serán un motor de desarrollo”, comentó Granda.

La segunda intervención vial es el Puente Sur, sobre el río Guayas, cuyo contrato se firmará en el segundo trimestre del 2018.

Guido Ferreti, de Autoridad Portuaria de Guayaquil, explicó que las obras impulsarán la idea de que todos los puertos de la ciudad son complementarios. “Era necesario un plan multimodal, integral, donde haya las conexiones viales necesarias, tanto para fortalecer el Puerto de Aguas Profundas (Posorja) como el de Guayaquil”.

Para el ministro Granda, con esta vía se reducirá el tiempo de traslado de la mercadería del puerto y eso descongestionará el acceso a Guayaquil.

También se conectará con El Oro y Azuay, a través de la Naranjal-Puerto Inca. Del puerto salen unos 20 000 vehículos diarios, sobre todo de contenedores y carga pesada.

Esta vía será de cuatro carriles, con tres peajes, y se construirá desde el estero Envigado (Guasmo), donde se levantará un puente, seguirá por el Puente Sur y dos puentes adicionales. El más grande es el Puente Sur, de 3,44 kilómetros. La inversión en todo el viaducto superará los USD 1 100 millones.

Esta obra se hará a través de una alianza público-privada, porque es imposible que el Estado ecuatoriano pueda en este momento invertir esos recursos, comentó Granda.

Actualmente se tienen los estudios de prefactibilidad y el plan debe ser conocido y aprobado por un comité de las APP, que debe ser constituido por el presidente Lenín Moreno. “Nuestro objetivo es que estemos firmando (el proyecto) en el segundo trimestre del 2018”.

El plan contempla otras obras en el puerto de Guayaquil. Por ejemplo, crear un centro de bodegas de contenedores y un centro de atención al transporte para mejorar el manejo logístico.

También está el proyecto de un nuevo astillero en 20 hectáreas. “Hay capitales italianos, árabes interesados, holandeses también”, aseguró Ferreti.

Se implementará un instituto tecnológico especializado en temas portuarios, de comercio exterior y turismo. Este proyecto se trabaja con la Senescyt, y beneficiará a 3 000. Estará listo en 25 meses.

Ademásse recuperarán las esclusas con dos objetivos: turismo fluvial y control de mareas. Y se creará una Zona Económica de De­sarrollo Especial en 27 hectáreas, para fomentar inversiones, tecnología e industria. Tiene un avance del 60% en las obras básicas.

Suplementos digitales