28 de junio de 2019 20:39

Venezuela acusa a EE.UU. de 'personalizar' ataque a Maduro tras sancionar a su hijo

Nicolás Maduro Guerra (c), hijo del presidente Nicolás Maduro, a su llegada para una sesión plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente, en Caracas (Venezuela). Foto: EFE

Nicolás Maduro Guerra (c), hijo del presidente Nicolás Maduro, a su llegada para una sesión plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente, en Caracas (Venezuela). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gobierno venezolano denunció este viernes 28 de junio del 2019 como un ataque personal al presidente Nicolás Maduro las sanciones impuestas por Estados Unidos a su hijo, “Nicolasito”, señalado por la administración de Donald Trump de servir al “régimen ilegítimo” de su padre.

“Anuncian medidas ilegales contra el constituyente Nicolás Ernesto Maduro Guerra, con el oscuro propósito de personalizar el ataque continuado a la revolución bolivariana y al liderazgo del presidente de Venezuela”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

El Departamento del Tesoro estadounidense informó este viernes 28 de junio del 2019 que Nicolás Ernesto Maduro Guerra tendrá a partir de ahora congelado cualquier activo que posea en Estados Unidos, y estará impedido de hacer negocios con personas y empresas de ese país.

El gobierno de Trump sancionó al joven de 29 años por ser miembro de la “ilegítima” Asamblea Constituyente instalada en 2017, y del Cuerpo de Inspectores Socialistas de la Presidencia de la República, al que fue nombrado por su padre en 2014.

La medida es vista por el gobierno socialista como un intento para “afectar” la tranquilidad del mandatario “al atacar directamente a miembros de su familia”.

“Esta destemplada actitud demuestra el carácter caprichoso y la absoluta carencia de rigor de las instituciones de control financiero de los Estados Unidos”, añade el texto.

Estados Unidos impulsa la salida del poder de Maduro, a quien considera un “dictador” tras su reelección en cuestionados comicios en mayo de 2018, y respalda al jefe del Parlamento Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países.

La Asamblea Constituyente, elegida en comicios desconocidos por los adversarios de Maduro y gran parte de la comunidad internacional, e integrada por oficialistas, ha asumido en la práctica las funciones de la Asamblea Nacional, único poder en manos de la oposición.

La administración de Trump también acusó a Maduro Guerra de participar en actos de propaganda y de censura, y de enriquecerse ilícitamente de las minas venezolanas junto a su padre y la primera dama, Cilia Flores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (11)