24 de julio de 2018 00:00

Tribunal ratifica la prisión de Correa por riesgo de fuga

El juez Marco Rodríguez (en el centro) leyó el fallo que ratificó la prisión. Diego pallero / EL COMERCIO

El juez Marco Rodríguez (en el centro) leyó el fallo que ratificó la prisión. Diego pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 56
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 261
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El expresidente Rafael Correa sufrió un nuevo revés ante la Justicia. Un Tribunal Penal de la Corte Nacional desestimó ayer su pedido de apelación a la prisión preventiva que pesa en su contra por el secuestro de Fernando Balda.

Los magistrados, de forma unánime, decidieron fallar en contra del exmandatario, tras analizar los incumplimientos que el exjefe de Estado ha tenido con órdenes y diligencias durante el proceso. Una de las faltas que fue clave para negarle la apelación sucedió el 12 de julio pasado. Ese día el exmandatario no asistió a su versión ampliada del caso, pese a que esa diligencia fue solicitada por sus propios abogados.

El juez Marco Rodríguez, quien lideró el Tribunal de ayer, dijo que la no comparecencia a esa acción judicial “creó desconfianza” sobre su presencia en el proceso.

Además, el juez indicó que el incumplimiento a la orden de presentarse cada 15 días en la Corte Nacional, medida que fue dispuesta antes de la prisión preventiva, también “obstaculizó la actividad judicial y accionó el riesgo de fuga”.

El fiscal general, Paúl Pérez, mencionó lo mismo cuando se pronunció sobre la apelación durante la audiencia de ayer. El investigador fue quien pidió a los jueces que ratifiquen la orden de captura y dijo que hoy por hoy, Correa ya no ha mostrado que quiere colaborar con las diferentes diligencias del caso.

Además, expuso a los jueces la importancia de que el exmandatario esté presente en el proceso. Entre los antecedentes que mencionó fue que existen 15 elementos de convicción en contra de Correa por el plagio de Balda.

También dijo que con base a los indicios que tiene la Fiscalía, se considera al expresidente como uno de los autores del secuestro del exlegislador.

Incluso, Pérez estableció que ahora tienen más elementos en su contra que demostrarían que fue parte de la cadena de mando que organizó el plagio, ocurrido en Bogotá (Colombia) a mediados del 2012.

En la audiencia de ayer, además de la Fiscalía, participaron los abogados de Balda y la defensa del exjefe de Estado.

Caupolicán Ochoa, defensor de este último, fue el encargado de exponer los elementos para exigir la revocatoria de la prisión preventiva. Durante 40 minutos, el jurista señaló que el dictamen de la jueza Daniella Camacho, quien ordenó la prisión, fue ilegal y que no cumplió con los principios de proporcionalidad.

Ochoa indicó, por reiteradas ocasiones, que el expresidente sí ha colaborado con la justicia, pese a vivir en Bélgica. Y recordó que el exmandatario sí asistió a una de las diligencias convocadas por la Fiscalía, el pasado 24 de mayo.

Ese día, el exjefe de Estado rindió su versión. En su alegato, Ochoa mencionó que el caso ha sido manejado con tintes políticos y que incluso se ha evidenciado que existe una “venganza” hacia el expresidente. De allí que evocó a los estatutos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y anunció que recurrirán a ese ente para denunciar la violación del derecho a la libertad del exmandatario.

Otras normas que mencionó el abogado de Correa fue a las reglas de Tokio de Naciones Unidas. Según el jurista, en esas legislaciones se establece que el incumplimiento de una medida sustitutiva no es un requisito para el otorgamiento de una medida de prisión preventiva.

Detalló que existen fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que sirven como precedentes para revocar la orden de captura.
Incluso, Ochoa pidió a los jueces que declaren la nulidad de todo el proceso judicial, ya que, según él, el Ecuador no tiene competencia para juzgar un delito que se perpetró en Colombia.

Pero para los jueces, los alegatos de Ochoa no tuvieron sustento jurídico. Por eso, el magistrado Rodríguez señaló que la decisión de Camacho, sobre la prisión preventiva, cumplió todos los preceptos legales y constitucionales.

Adicionalmente, el Tribunal en su falló estableció que no se violentó ninguno de los principios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Los abogados de Balda cuestionaron que la defensa de Correa haya recurrido a las normativas internacionales, pues recordaron que el expresidente, durante su Gobierno, rechazó y criticó a esos entes. Pero observaron como un acierto la ratificación de la prisión y ahora esperan que la Interpol (Policía internacional) actúe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (35)
No (5)