Federación de Abogados de Ecuador pide destitución d…
Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…
Quito revisa posibles medidas ante caso sospechoso d…
Ordenanza para prohibir el porte de armas blancas pa…
Reportan que Pólit se habría declarado inocente en EE.UU.
Este es el nuevo banco de preguntas para obtener la …
Policía de Texas admite que fue un error no entrar a…
Acnur alerta sobre la ola de peligrosas travesías de…

Policía libera en Guayas a joven secuestrado por 13 días

La Unase y el GIR rescataron a un joven de 22 años, quien permanecía secuestrado desde el pasado 11 de enero. Foto: Cortesía

La Unidad Nacional de Investigación Antisecuestros y Extorsión (Unase) y el Grupo de Intervención y Rescate (GIR) rescataron a un joven de 22 años, quien permanecía secuestrado desde el pasado 11 de enero. 

El operativo de liberación se ejecutó en la parroquia rural Matilde Esther, del cantón Milagro (Guayas), una zona ubicada entre las provincias de Guayas, Los Ríos y Bolívar. El joven fue entregado a su familia este lunes 24 de enero en el Cuartel Modelo de Guayaquil, donde sus padres lo acogieron entre abrazos y lágrimas. 

Juan Diego S. C. había sido plagiado el pasado 11 de enero, en una pista de motociclismo ubicada en el cantón Cumandá, provincia del Chimborazo. 

“Los captores, mediante llamadas extorsivas, solicitaron a la familia la entrega de USD 300 000”, informó el general Carlos Cabrera, nuevo comandante de la Policía Nacional. Tras labores investigativas, la Unase dio este domingo 23 de enero con un individuo que hacía parte de la banda de secuestradores e inició el operativo de rescate. 

El lugar de cautiverio se encontraba en una zona rural apartada, a dos horas de camino por una trocha. El joven estaba atado de pies y manos, tirado en un colchón en el piso. 

En el lugar se detuvo a cuatro ecuatorianos, dos con antecedentes por microtráfico de droga y asociación ilícita. También se decomisaron una pistola, un revólver, una moto, un vehículo y cuatro teléfonos celulares.

La madre del liberado agradeció la valentía de los uniformados de los grupos Unase y GIR de la Policía. Ella contó que los captores le habían solicitado a la familia en primera instancia USD 40 000 y al siguiente día les exigieron USD 300 000, amenazando con quitarle la vida al joven si no accedía. La familia se dedica a la venta de material de construcción y servicios de maquinaria pesada.