Negociación para TLC entre Ecuador y México se prolonga
Bus interprovincial y un tráiler se vuelcan en vía A…
El encuentro con el tiempo y la tradición familiar e…
La Ruta a Pasa encierra naturaleza, trekking y el as…
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos

Conmoción entre los vecinos del sector de Carretas por crimen

Agentes de la Dinased levantaron el cadáver de la mujer en un bosque del sector Carretas, norte de Quito. Foto: Captura de pantalla

Entre los vecinos de los conjuntos residenciales ubicados a lo largo de la extensión de la avenida Simón Bolívar, desde el intercambiador de Carapungo hasta el primer redondel en dirección sur-norte, había conmoción la mañana de este viernes 21 de enero del 2022.

Comentaban asombrados sobre lo que ocurrió ayer cuando el cadáver de una mujer, de 46 años, fue hallada en medio de la vegetación de un bosque junto a esa vía. Según la Policía Nacional, ella fue asesinada mientras paseaba con su mascota.

Los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) y personal de Criminalística acudieron al lugar para recabar indicios y realizar el levantamiento del cadáver. Por ejemplo, encontraron una tijera con manchas de sangre.

Los uniformados acotaron que la víctima estaba maniatada. Tenía heridas en su cuello y en el costado izquierdo del cuerpo. Su perro se encontraba junto a un árbol cercano, amarrado con una correa.

Ese hecho conmocionó a los vecinos, quienes se quejaron de la inseguridad en la zona. “Se han detectado muchos robos y asaltos, justamente en la subida de la Panamericana, en el camino antiguo”, manifestó un morador.

Acotó que hay un tramo de 100 metros en donde no hay viviendas y los delincuentes aprovechan para camuflarse entre la vegetación. Otras personas se quejaron de que por allí circulan motos sin placas cuyos ocupantes arranchan las pertenencias.

Incluso los guardias de seguridad de las urbanizaciones del sector han tenido que auxiliar a quienes han sido víctimas de la delincuencia. Se acercan a pedir ayuda tras los asaltos.

Otros dirigentes compartieron ayer la mala noticia en los chats comunitarios. “La gente se asustó muchísimo por lo que ocurrió (…) Al parecer fueron unos indigentes que viven ahí dentro (en medio del bosque). Esa parte es lo que queda del bosque de la quebrada Carretas”, contó una dirigente.

Añadió que esa es una zona que la gente frecuenta para ejercitarse, pero tras lo sucedido algunos moradores decidieron no salir a caminar allí. “Es abandonado, botado, ahora ya no quieren ir por allí por miedo”.