Corrupción afecta a la atención de pacientes en seis…
La carrera por la Alcaldía va a paso lento en Quito
Interpol asegura que Sebastián Yunda se encuentra en Bolivia
La escasez de ‘chips’ afecta la oferta de TV, vehíc…
Metro de Quito: solo la obra física avanza
Desfile militar de Chile homenajea a quienes han …
Presidente Lasso ya está en Nueva York para la Asamb…
Asamblea defiende contrato de USD 100 000 para logís…

Contralor Pablo Celi dice que manifestantes no pudieron apoderarse de documentos sobre procesos legales

La fachada occidental del edificio de la Contraloría General del Estado presentaba los destrozos que causó un grupo de hombres que irrumpieron en la dependencia, la noche del 7 de octubre del 2019. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

La fachada occidental del edificio de la Contraloría General del Estado presentaba los destrozos que causó un grupo de hombres que irrumpieron en la dependencia, la noche del 7 de octubre del 2019. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

La fachada occidental del edificio de la Contraloría General del Estado presentaba los destrozos que causó un grupo de hombres que irrumpieron en la dependencia, la noche del 7 de octubre del 2019. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

El controlar Pablo Celi dijo que los manifestantes que entraron violentamente a la Contraloría General del Estado el lunes 7 de octubre del 2019 no pudieron apoderarse de documentos relacionados con la investigación de corrupción.

Este miércoles 9 de octubre, Celi aseguró que el cuerpo de seguridad de la entidad logró cerrar todos los pasos que permitían el ingreso a las oficinas.

Dijo que este tipo de violencia no puede volver a pasar. De hecho, el toque de queda, que emitió el Gobierno, impide transitar, por ejemplo, cerca a la Contraloría, que es el organismo se encarga de auditar el uso de los recursos públicos en Ecuador y de levantar informes con responsabilidad penal, el único documento válido para iniciar investigaciones penales por peculado en los tribunales de Justicia de Ecuador.

La noche del lunes se observó cómo un grupo de personas ingresaba a la Contraloría por los parqueaderos. Los hombres, protegidos por una turba que soplaba vuvuzelas y gritaba consignas contra el Gobierno, irrumpieron por el costado occidental del edificio, sobre la avenida 6 de Diciembre.

Actualmente, la Fiscalía investiga lo sucedido en esta y otras instituciones.

Suplementos digitales