Los rostros de los migrantes ecuatorianos que no lle…
841 256 personas reciben el bono de USD 50; la lista…
Informe de Contraloría sobre contratos en España sig…
Testimonio: ‘He visto personas morir mientras …
César Díaz: ‘El próximo año comenzarán a funci…
15 beneficios se revisan en la ley para promover nue…
Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo

Con georradares se buscó a Juliana Campoverde en el templo religioso al que asistía

En una iglesia del sur de Quito se realizó un rastreo con georradar en el piso del templo religioso

En una iglesia del sur de Quito se realizó un rastreo con georradar en el piso del templo religioso

En una iglesia del sur de Quito se realizó un rastreo con georradar en el piso del templo religioso. Foto: Eduardo Terán/EL COMERCIO

Momentos de incertidumbre vivieron la mañana de hoy, martes 30 de octubre del 2018, los familiares de Juliana Campoverde Rodríguez, cuyo paradero es desconocido desde el sábado 7 de julio del 2012 cuando la vieron por última vez en el sector de la avenida Ajaví, en el sur de Quito.

La Fiscalía informó que, como parte de la instrucción abierta por el presunto secuestro extorsivo de la joven, se realizó un rastreo con georradar en el piso del templo religioso en donde predicaba el pastor Jonathan C., principal procesado por este caso.

Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana, dijo que el objetivo de la búsqueda fue detectar con georradares si allí hubo movimientos de tierra y algún cadáver. “No se encontró absolutamente nada, seguiremos buscando“, señaló.

Contó que se han realizado varias reconstrucciones de los hechos en los que Jonathan C. se acogió al silencio. Sin embargo, dijo que el próximo 10 de noviembre se realizará otra reconstrucción y él rendirá su versión.

Para el 7 y 8 del próximo mes está previsto que se organicen otras búsquedas: en una quebrada del sector de la González Suárez y otra en el sur. “Hasta hoy hemos hecho cuatro búsquedas”, precisó Rodríguez.

Añadió que los miembros de la iglesia dieron las facilidades para los trabajos de hoy, pero allí “siguen en silencio (…) no nos dicen dónde la podemos encontrar y también debo decirlo, así como hay un culpable también hay cómplices y encubridores“.

Rodríguez dijo que son 2 304 días desde la desaparición de Juliana Campoverde. “Exijo a los de la Iglesia que guardaron silencio por tantos días y años que digan la verdad, porque esto no es un juego. No estar con mi hija ha sido duro y difícil”. Rodríguez afirmó que no descansará hasta encontrar a su hija.

La acompañaba su abogada, Gabriela Flores, quien indicó que la localización con georradares duró más de dos horas, desde las 09:00 hasta las 11:30 aproximadamente. Lamentó que el georradar no arrojó resultados.

Primero hubo un allanamiento, indicó. En la diligencia estuvo el Ministerio de Justicia, que vigila que se cumpla el debido proceso en este caso.

Suplementos digitales