Restaurantes, que funcionan como bares, se hallaron …
Estas son las razones más comunes por las que le pue…
Una persona herida en accidente de tránsito en Guayllabamba
La lluvia causó estragos en Quito, el sábado 12 de j…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…
Las personas con albinismo luchan contra burlas y pr…

El conductor que no haya perdido puntos en la licencia pagará solo la mitad del costo de la renovación de ese documento

Imagen referencial. La persona que no haya perdido un solo punto en la licencia de conducir deberá pagar solo el 50% de lo que cuesta la revocación de ese documento o del costo en el cambio de categoría. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Las reformas a la ley de tránsito que fueron aprobadas por la Asamblea Nacional el 30 de abril del 2021 tienen algunos incentivos para los usuarios.

Por ejemplo, la persona que no haya perdido un solo punto en la licencia de conducir deberá pagar solo el 50% de lo que cuesta la revocación de ese documento o del costo en el cambio de categoría.

Esta disposición se encuentra en el artículo 98.c de las reformas que está en poder del Ejecutivo. El gobierno deberá decidir si da paso o no al texto aprobado por los legisladores.

En las reformas hay otro beneficio para los usuarios. El articulo 98.c dice: “Los conductores profesionales y no profesionales que no hayan sido sancionados en al menos un año, contabilizado desde la fecha de la citación de la última infracción sancionada, gozarán de hasta cuatro puntos extras que se incrementarán a su licencia de conducir para el siguiente año”.

Este incentivo de buenas prácticas de conducción no sobrepasará el límite de 30 puntos que tiene la licencia.

El texto además tiene incentivos para las operadoras de transporte terrestre público y comercial.

Las compañías que implementen mejoras prácticas en la calidad de servicio y seguridad vial, debidamente calificadas, podrán acceder a programas de incentivos establecidos por la Agencia Nacional de Regulación y Control del Transporte Terrestre y los Gobiernos Autónomos Descentralizados.