Tres escenarios ante disputa en el Cpccs
301 de 5 380 negocios turísticos de Quito poseen el …
Resumen de la jornada noticiosa de este 25 de noviem…
Entre marchas y gritos se exige eliminar la violenci…
El pregón de las fiestas de Quito se vivió con pasil…
Paraguay enfrenta repunte de casos y fallecidos por covid-19
Organismos desclasifican documentos gubernamentales …
Estos artistas se presentan en el pregón de fiestas de Quito

Conductor en estado etílico arrastró a moto policial tras persecución en Quito, dice la Policía

La moto del policía quedó incrustada debajo de la parte delantera del vehículo que impactó al uniformado, durante una persecución en el norte de Quito. Foto: Cortesía Policía Nacional

La moto del policía quedó incrustada debajo de la parte delantera del vehículo que impactó al uniformado, durante una persecución en el norte de Quito. Foto: Cortesía Policía Nacional

Un conductor embistió a un policía en la av. Velasco Ibarra, tras resistirse a detenerse cuando circulaba en el norte de Quito. Foto: Cortesía Policía Nacional

La Policía Nacional informó que un uniformado fue agredido a las 00:15 de este sábado 30 de junio del 2018 en el sector de El Trébol, oriente de Quito. La motocicleta del agente fue arrastrada unos 500 metros durante el incidente.

Esto ocurrió durante una persecución. Policías intentaron detener a un hombre, en aparente estado etílico, quien trató de huir en su auto.

¿Cómo ocurrieron los hechos? El capitán de la Policía, Milton Ortiz, conversó la mañana de hoy sábado con este Diario para contar lo que sucedió. Todo comenzó cuando dos agentes motorizados realizaban un patrullaje preventivo en el sector de la avenida 6 de Diciembre y Colón. Observaron a un conductor que se pasaba los semáforos en rojo.

La moto del policía quedó incrustada debajo de la parte delantera del vehículo que impactó al uniformado, durante una persecución en el norte de Quito. Foto: Cortesía Policía Nacional

Ante eso, los uniformados le pidieron que se detenga y él no obedeció a la autoridad. Lo pararon en la Plaza Artigas, pero se fugó. Cuando llegó al Coliseo Rumiñahui –indicó el oficial- embistió a unos coches ambulantes de venta de pinchos que estaban afuera porque allí se realizaba un concierto.

La persecución continuó por la calle Queseras del Medio hasta tomar la avenida Velasco Ibarra. Al llegar a El Trébol, los policías alertaron de lo que ocurría a los agentes de tránsito que realizaban operativos de control. Uno de los policías motorizados que estaba en la persecución le cerró el paso a los vehículos para que se detuviera el chofer del automóvil negro.

Sin embargo, él tomó un carril que estaba descubierto y sin otros carros. En ese instante, embistió al policía con todo y motocicleta. "El uniformado fue expulsado hacia arriba, cayó hacia un lado, y la moto se quedó incrustada debajo del automotor. Pese a ello, el vehículo no se detuvo, siguió su camino y arrastró a la motocicleta policial 500 metros aproximadamente”, contó Ortiz.

Tras recorrer ese trayecto, el hombre fue apresado por los uniformados.

En la Policía Nacional se informó que al chofer la realizaron una prueba de alcoholemia, la cual marcó 1,74 gramos de alcohol por litro de sangre. El límite permitido es de 0,3 gramos.

El uniformado golpeado fue atendido por paramédicos que llegaron al lugar. De allí fue trasladado al Hospital Quito número uno de la Policía Nacional. “Se encuentra internado con un diagnóstico de policontusiones a la altura de codo y muslo derecho, lo cual le impide trabajar durante dos días y será dado de alta en las próximas horas”.