Ecuador y EE.UU. ampliarán la cooperación en segurid…
Dos mujeres que lucharon contra el cáncer de mama cu…
Estados Unidos suspendió temporalmente la renovación…
Un buzo encuentra una espada de hace 900 años en el …
Autoexamen de mama en seis pasos
Transportistas de Tulcán levantan paro y esperan que…
Estado de excepción viabiliza la muerte cruzada y el…
Nuevo récord de incautación de droga en Ecuador: 146…

Un hombre fue condenado a 34 años de cárcel por un asesinato

Los jueces del Tribunal Penal de la provincia de Cotopaxi resolvieron sentenciar a Edwin S. a 34 años de prisión. La condena deberá cumplirla en el Centro de Rehabilitación Regional de Latacunga, ubicado al norte de la ciudad. El hombre fue acusado de la supuesta muerte de Erika Artieda, de 32 años.

La joven mujer fue reportada como desaparecida el 13 de enero y su cuerpo fue encontrada en dos costales el domingo 17 de enero en una quebrada del cantón Píllaro en la provincia de Tungurahua. La exempleada de una cooperativa de taxis de Latacunga era madre de tres niños de 12, 7 y 2 años.

Según Carlos Poveda, abogado defensor de la familia Artieda, la sentencia confirmó la culpabilidad del acusado. El jurista indicó que se estableció la figura de femicidio para solicitar la condena de 34 años.

Una de las pruebas presentadas fue el resultado de la autopsia donde se indica que la mujer murió por edema agudo de pulmón y asfixia mecánica por estrangulamiento con las manos. Además, de los informes de los agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Desaparición, Extorsión y Secuestros de Personas (Dinased).

Richard Artieda, hermano de Erika, manifestó que la sentencia no les devolverá la vida de su hermana pero se logró hacer justicia. “No queremos que se repitan estos casos de violencia en Cotopaxi. Hacemos un llamado a todas las mujeres para que denuncien los casos de maltratos y se logre sancionar a los agresores”, indicó Artieda.

Suplementos digitales