Nueve aspirantes a jueces de la Corte Nacional cuestionan a sus evaluadores

El Consejo de la Judicatura entregó a la Veeduría las notas de las pruebas prácticas. Foto: Cortesía

El Consejo de la Judicatura entregó a la Veeduría las notas de las pruebas prácticas. Foto: Cortesía

El Consejo de la Judicatura entregó a la Veeduría las notas de las pruebas prácticas. Foto: Cortesía

La notificación llegó a los correos electrónicos de los postulantes a jueces de la Corte Nacional. Así conocieron la calificación que obtuvieron tras someterse a las pruebas teórica y práctica y a la fase de méritos, en la que se evaluó la trayectoria y experiencia profesional.

En el documento remitido por el Consejo de la Judicatura (CJ) consta que solo nueve de los 23 aspirantes obtuvieron más de 80 puntos en todo el concurso y pueden seguir en el proceso de selección.

El resto de postulantes obtuvo un promedio de 65 sobre 100. Según la Judicatura, las calificaciones más bajas se registraron en las pruebas prácticas, que se concretaron entre el 28 y 29 de diciembre pasado.
En ese examen, los aspirantes tuvieron que analizar y resolver dos casos simulados de casación y revisión.

Ayer se conoció que ninguna de las personas que aspiraban a ocupar los puestos en el área Civil de la Corte obtuvieron el puntaje mínimo requerido.

En el Sala de lo Tributario y Administrativo dos aprobaron el concurso. Solamente en el área Penal la mayoría obtuvo notas altas.

Tras conocer los resultados, nueve aspirantes a jueces civiles remitieron a la Judicatura un documento de dos páginas y mencionan que ninguno de ellos alcanzó el puntaje porque se cometieron errores al aplicar la prueba práctica.

Según los concursantes, los dos casos simulados que tuvieron que resolver debieron ser extraídos de causas reales que constan en el archivo de la Corte Nacional y no ser creadas por un Comité de Profesionales del Derecho. “Los postulantes no somos desconocedores de la materia, sino que fuimos evaluados por un Tribunal sin conocimientos suficientes en el recurso de casación”, reza el oficio.

Por eso solicitaron a la presidenta del CJ, María del Carmen Maldonado, que fijara fecha, hora y lugar para que puedan repetir el examen práctico.
Juan José Morillo, vocal de la Judicatura, dice que las pruebas fueron elaboradas y ejecutadas de forma rigurosa.

El funcionario aseguró que en los exámenes teóricos y prácticos ninguno de los aspirantes tuvo ventajas, pues las preguntas y los casos penales simulados fueron seleccionados de forma aleatoria.

Además, Morillo indicó que las calificaciones impuestas por el Comité de Profesionales fueron objetivas.

El coordinador de los veedores, Washington Barragán, dijo que es preocupante que la mayoría de aspirantes haya obtenido puntajes bajos. Indicó que hoy, en la noche, se reu­nirá con los demás veedores para analizar esta situación y emitir un informe preliminar.

Adelantó que pedirá al Pleno de la Judicatura que luego de que este concurso culmine, el próximo 6 de febrero, se convoque inmediatamente a uno nuevo para cubrir las vacantes que no puedan ser llenadas por los juristas que no alcanzaron la nota requerida.

Este Diario habló con Darío Paladines, otro veedor del proceso. Él consideró que las notas obtenidas por la mayoría de concursantes reflejan que “no se prepararon lo suficiente para rendir los exámenes”.

Los concursantes que estén inconformes con las calificaciones de la prueba práctica pueden impugnarlas. Desde ayer hasta mañana pueden presentar solicitudes de recalificación en la oficina central de la Judicatura, en Quito.

Además, pueden hacerlo en las direcciones provinciales o enviar el oficio de forma virtual a través del correo que se habilitó para el concurso.

El comité encargado de analizar las solicitudes que ingresen estará conformado por seis personas, entre ellas, jueces de cortes provinciales y actuales magistrados de la Corte. Ellos deben decidir si se mantienen o se incrementan los puntajes obtenidos. La información definitiva se conocerá el próximo el 12 de enero.

Cuatro días después arrancarán las audiencias públicas, para que los postulantes expongan sus argumentos y motivaciones para ocupar un cargo en el alto Tribunal.

El CJ dijo que en esa cita los “candidatos deben justificar las razones por las que quieran pertenecer a la más alta instancia jurisdiccional, detallar su experiencia profesional y su concepción sobre la justicia”.

Estas audiencias se realizarán en Quito. Cada uno tendrá 15 minutos para su exposición. Esto no tiene calificación.

Con la selección se busca llenar 16 vacantes del alto Tribunal, para renovar un tercio de los magistrados y reemplazar a los jueces removidos durante la evaluación del 2019.