12 de diciembre de 2019 00:00

Recuerdo de Javier, Paúl y Efraín sigue vivo; CIDH entrega informe este jueves

Galo Ortega, padre de Javier, muestra un cartel antes de viajar a Washington, EE.UU. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Galo Ortega, padre de Javier, muestra un cartel antes de viajar a Washington, EE.UU. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Belén Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Llegó a la tumba, se puso frente a la lápida de Javier y comenzó a hablar del viaje a Estados Unidos. Galo Ortega recordó esta escena poco antes de abordar un avión que lo llevó a Washington la medianoche del martes 10 de diciembre del 2019. “El domingo visité a mi hijo en el cementerio, le dije que me acompañe y me guíe en este periplo. Le prometí que se haría justicia”.

Un poco antes de las 21:00, Ortega apareció en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito. En su cuello colgaba la credencial de prensa que Javier utilizó en sus coberturas.

En su mano derecha llevaba un cartel de color negro con la frase Nos faltan 3 y los nombres de su hijo, de Paúl Rivas y de Efraín Segarra. Los tres fueron secuestrados el 26 de marzo del 2018 en la población ecuatoriana de Mataje y el 13 de abril se anunció que habían sido asesinados por el grupo criminal de alias ‘Guacho’.

Este día, casi un año y nueve meses después del plagio, el Equipo de Seguimiento Especial (ESE) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entregará el informe final sobre lo ocurrido con los trabajadores de este Diario. La sesión arranca a las 12:00 en la sede de este organismo en Washington, y se extenderá dos horas.

Los familiares quieren que se diga la verdad. “No crean que porque me ven de pie estoy bien; me encuentro con médicos, con psicólogo y un psiquiatra. Todo lo que he vivido ha sido duro”, cuenta Ortega.

Las paredes de su casa están adornadas con fotos que Javier se tomó con amigos y durante las coberturas en la frontera norte. Su padre conserva la cámara de fotos que le regaló y al menos una vez al mes revisa las publicaciones periodísticas que su hijo escribió.

“Es una forma de recordarle. Su ausencia es dolorosa, pero el apoyo de mi familia y amigos es una motivación para seguir en esta lucha”, dijo el padre.
Es hora de abordar. Toma sus maletas, se despide de su hija y de su sobrina e ingresa al área de arribo internacional.

En Estados Unidos se encontró con Ricardo Rivas, hermano de Paúl. Ambos asistirán hoy 12 de diciembre del 2019 a la sesión de la CIDH.

También fue invitado Cristian Segarra, hijo de Efraín. Él espera que el informe del organismo “sirva como un recurso para pedir al Estado ecuatoriano mayor celeridad en las investigaciones del triple crimen y mayor transparencia”.

Segarra conserva en su casa recuerdos y pertenencias de su padre, por ejemplo, las camisetas que utilizaba en el trabajo, las medallas que consiguió en la carrera Últimas Noticias 15K y fotografías. En la sala de la casa hay una gigantografía con el rostro de Efraín y sus hijos.

Poco después de su asesinato nació su primer nieto. “Fue muy triste que no lo pudiera conocer”, recordó Cristian. Por eso, él y su hermano le enseñan permanentemente al niño las fotografías de su abuelo, le cuentan quién fue y la labor que cumplía en el Diario.

El pasado 5 de diciembre fueron al cementerio, pues era el cumpleaños de Efraín. Llevaron flores, limpiaron su tumba y recordaron las anécdotas que vivieron en la familia.

Hace 15 días, Carolina Rivas, hija de Paúl, también fue al cementerio a visitar a su padre.

Durante una hora se sentó junto a la lápida y le contó cómo estuvo su día. Le enseñó los retratos que tomó con la cámara que le regaló y además le habló sobre la presentación del informe final de la CIDH.

El año pasado, los familiares del equipo periodístico de EL COMERCIO fueron convocados por el equipo de investigadores de ese organismo internacional. El encuentro se realizó en un hotel de Quito.

Allí entregaron información sobre los tres y explicaron quiénes eran, qué hacían en la frontera norte y detallaron los inconvenientes que tuvieron para acceder a la información que estaba en manos de las autoridades de gobierno.

“El Estado no desclasificó la información de las reuniones que mantuvo el Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) tras conocer el secuestro y tampoco tuvimos acceso a todos los informes realizados por los ministerios durante la crisis en la frontera norte”, dijo Cristian Segarra.

Durante la visita del ESE a Ecuador, su personal pudo entrevistar a las autoridades, a policías, militares, fiscales de Ecuador y Colombia y periodistas que trabajaron en la frontera. Esa información está incluida en el informe final.

La hija de Paúl espera que este documento ayude a las investigaciones que se llevan a cabo en Ecuador y que “sea un mecanismo para evitar que este crimen quede impune”.

La joven indicó que una de las formas de recordar a su padre es conservar su auto. Actualmente lo tiene guardado en el garaje. Pese a que no lo conduce, cada mes le da mantenimiento y hace que los mecánicos lo revisen. “El vehículo tiene muchos recuerdos para mí, porque allí viajábamos con mi papi a la playa o las diferentes ciudades de la Sierra, durante las vacaciones”.

La cronología de los hecho
 
26 de marzo 2018
El periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra son secuestrados en la población de Mataje-Ecuador, después de ingresar con autorización militar. Los tres cubrían los hechos violentos perpetrados por el grupo delictivo de alias ‘Guacho’.

27 de marzo 2018
El entonces ministro del Interior, César Navas, confirma el secuestro de los tres trabajadores de este Diario en el poblado ecuatoriano, en San Lorenzo. La Unidad de Antisecuestros y Extorsión de la Policía recomienda a las familias mantener bajo reserva los nombres. Se conforma el Comité de Crisis.

13 de abril 2018

El presidente Lenín Moreno confirma el asesinato de los tres integrantes del equipo periodístico secuestrado. Anuncia que se retoman las operaciones de seguridad en la frontera norte y en Mataje. Se declaran cuatro días de luto. Llegan los mensajes de solidaridad.

27 de junio 2018
Los cuerpos de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín
Segarra arriban a las 09:50 al aeropuerto de Quito. La aeronave es recibida con un arco de agua en honor al equipo de prensa. Se realiza una capilla ardiente en EL COMERCIO y el velatorio en la iglesia de La Dolorosa. El sepelio se realizó el 29 de junio.

27 de julio 2018
El relator especial para la Libertad de Expresión del la CIDH, Édison Lanza, hace una revelación. “Hemos tenido de primera mano el reconocimiento de la autoridad de que la situación que se vivía en la frontera, cuando ocurrieron los hechos, era gravísima y que el riesgo era muy elevado”.

12 de diciembre 2019
El Equipo Especial de Seguimiento de la CIDH entrega el informe final de la investigación realizada sobre el secuestro y el posterior asesinato de Javier, Paúl y Efraín. La reunión se desarrolla en Washington-Estados Unidos, a donde viajaron los familiares. Ellos esperan obtener más información sobre este hecho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)