30 de abril de 2017 00:00

Las reservas y vertientes mitigaron el corte de agua en el Sur de Quito

Segundo Mendoza (centro) recogió agua de una vertiente en Nueva Aurora para afrontar la suspensión del servicio. 50 técnicos de la Empresa de Agua Potable trabajaron ayer para empatar las tuberías de los tanques, en El Troje. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Segundo Mendoza (centro) recogió agua de una vertiente en Nueva Aurora para afrontar la suspensión del servicio. 50 técnicos de la Empresa de Agua Potable trabajaron ayer para empatar las tuberías de los tanques, en El Troje. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La suspensión del servicio de agua en 137 barrios del sur de la ciudad fue progresiva. Los moradores de ciertos barrios como la Nueva Aurora, Ciudadela Argentina, Guamaní sintieron la escasez antes de aquellos que viven en Quitumbe o la Ciudadela del Ejército.

Para enfrentar la falta de líquido vital, los vecinos utilizaron las provisiones recolectadas antes del corte. En el hogar de Saúl Tapia, morador de la Nueva Aurora, se recogieron unos 500 litros de agua para el consumo de tres personas.

Con estas reservas ayer, la familia de Tapia preparó el desayuno y se aseó. No tenían previsto viajar por el feriado.

En la marisquería de la familia Triviño, ubicada en Quitumbe, se trabajó regularmente. Para preparar la comida ellos se abastecieron de agua limpia en tanques, pero hasta las 10:00 de ayer no se utilizaron estas reservas.

La dotación de agua fue regular durante la mañana, en Quitumbe. Esto les permitió lavar los platos, normalmente.

El cierre de las válvulas en la planta de tratamiento de El Troje, que permite distribuir agua potable a los moradores del extremo sur, se realizó a las 02:00 de ayer. Por la ubicación geográfica de los barrios se esperaba que la suspensión se sintiera primero en las zonas altas y luego en las bajas, informó la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps).

En Guamaní, en cambio, José Rojas comentó que no tuvo agua desde la madrugada. Cuando se despertó a las 05:00, de los grifos caían solo gotas. Esta situación le obligó a ocupar las provisiones para realizar sus actividades y luego fue a su trabajo en la Mena Dos.

Las personas que demandaron de agua extra para su consumo acudieron a una vertiente natural, en el parque de la Nueva Aurora. En este espacio, ayer en la mañana, se encontró a moradores lavando la ropa, recogiendo líquido vital en baldes o tanques y hasta menores de edad jugando.

En este sector, los moradores comentaron que la suspensión se sintió desde ayer. Por esto, hubo tareas del hogar que se quedaron pendientes.

Para contar con suficiente agua para lavar la ropa y preparar algunos alimentos, Segundo Mendoza y su familia llegaron a la vertiente con dos tanques grandes, en su camioneta.

Para llenar los recipientes se usaron baldes. “Esta agua es natural. Pero antes de usarla para la comida la hervimos”, comentó Mendoza.

Los 15 tanqueros fijos y siete que iban a recorrer el extremo sur no tuvieron mayor demanda. En Quitumbe, Caupicho, Ciudadela del Ejército, Nueva Aurora y Pueblo solo Pueblo, la mañana de ayer no hubo moradores solicitando agua. Pese a esto, los 22 tanqueros seguirán operativos hasta hoy, a las 17:00, para abastecer de líquido. Este servicio es gratuito.

La reanudación del servicio de agua potable en los 137 barrios del sur afectados está prevista que empiece hoy en la tarde. Esta, al igual que la suspensión, será progresiva. Toda la parte afectada dispondrá de agua potable mañana a partir de las 05:00, precisó Carlos Espinosa, gerente de Operaciones de la Epmaps, quien se encontraba en la obra.

Los trabajos previstos en la planta de tratamiento de El Troje para empatar las tuberías de un tanque de almacenamiento nuevo (14 000 metros cúbicos) con el antiguo (3 100m3) se ejecutaron ayer en la mañana, conforme con el cronograma. Antes del mediodía, los técnicos unieron una de las tres tuberías.

Para esta labor se usaron retroexcavadoras, soldadoras y unas estructuras especiales, similares a unos anillos, para empatar las tuberías de acero. Espinosa explicó que estaba planificado que el trabajo en las tres tuberías concluya por la tarde; luego de esto reanudarán las operaciones en la planta de El Troje para empezar a distribuir el agua a los 300 000 moradores del sur.

Tras esta intervención, la presión del agua en las casas del sector mejorará.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)