Lasso viajará por 6 días a EE.UU. por exámenes de su párpado
Mujer que pretendía vender a su hija de 8 meses por …
Fausto Olivo: ‘Ley de Uso de la Fuerza descuidó un p…
Cantón Playas, un imán que atrae a grupos inversioni…
En un mes de diálogo se firmó un acuerdo
Consejos para ahorrar al planificar un viaje al extranjero
Un baño de naturaleza es el encanto de Íntag
Geofísico advierte sobre caída de ceniza por explosi…

Zarigüeya rescatada en incendio está en estado grave

Una de las zarigüeyas rescatadas del incendio, que se produjo en La Vicentina y se extendió hasta el cerro Auqui, presenta quemaduras graves. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Una de las zarigüeyas rescatadas del incendio, que se produjo en La Vicentina y se extendió hasta el cerro Auqui, presenta quemaduras graves. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Una de las zarigüeyas rescatadas del incendio, que se produjo en La Vicentina y se extendió hasta el cerro Auqui, presenta quemaduras graves. Foto: Cortesía Universidad San Francisco

Dos zarigüeyas llegaron al Hospital Veterinario de la Universidad San Francisco. Los médicos veterinarios refirieron, la mañana del miércoles 16 de septiembre, que uno de los ejemplares fue liberado y el otro tiene quemaduras graves que comprometen su vida.

Los animales fueron llevados en la noche del martes 15 al Hospital. Los encontraron personal del Cuerpo de Bomberos y de otros organismos de socorro. Los marsupiales fueron hallados en diferente puntos del incendio que se produjo en La Vicentina y se extendió por Guápulo hasta al cerro Auqui.

Andrés Ortega, médico del hospital, señaló que una de las zarigüeyas tenía lesiones menores y fue liberada la noche del martes. Él advirtió que el estado de salud de la segunda es grave.

Debido a que intentó escapar del incendio, se quemó su cuerpo. “Tiene quemaduras graves en su rostro, principalmente en sus párpados. También en sus patitas y cola”, dijo el doctor.

Al revisarla, los médicos se dieron cuenta que la zarigüeya tenía tres crías en su bolsa. Ellas no fueron afectadas por las llamas pero tenían ceniza en sus cuerpos. Actualmente, los animales están en observación. Se les ha aplicado suero y, en el caso de la madre, crema para aliviar las quemaduras.

Este rescate se suma al de un puerco espín que fue rescatado la semana pasada. Los médicos informaron que una lechuza con heridas y quemaduras muy graves tuvo que ser sometida a la eutanasia.