Transportistas de Pichincha rechazan acciones de com…
Asistencia presencial aumenta en centros particulare…
Al menos cinco grupos sociales protagonizarán protes…
Transportistas realizan protesta en el ingreso sur de Tulcán
Heridos y fallecidos fueron desvalijados, luego de l…
Guarderas defiende el retiro de ventas ambulantes en…
ANT y Contraloría detectan irregularidades en emisió…
Líderes indígenas presentan acción de inconstitucion…

La curva de contagio de covid-19 aún es irregular en Quito

El martes 25 de agosto del 2020 en la calle Chile (centro), cientos de vendedores no respetaron el distanciamiento. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El martes 25 de agosto del 2020 en la calle Chile (centro), cientos de vendedores no respetaron el distanciamiento. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

El martes 25 de agosto del 2020 en la calle Chile (centro), cientos de vendedores no respetaron el distanciamiento. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

La curva de contagio del coronavirus en Quito se mantiene en ascenso con un comportamiento irregular en el número de nuevos casos diarios.

En los últimos siete días, entre el 19 y 25 de agosto, el promedio de nuevos infectados diarios cayó a 222 con un pico alto de 605, mientras que en los 14 días anteriores se registraron promedios semanales más altos de 346 y 410 (ver la infografía).

Al analizar el comportamiento de la curva en las dos últimas semanas de julio pasado se observan promedios de contagiados diarios menores a los 222 actuales y éstos también estuvieron precedidos por promedios altos, como está ocurriendo en agosto. En ese sentido, este indicador todavía sigue siendo irregular.

Hay que tomar en cuenta que los nuevos casos confirmados diarios dependen del número de muestras que se toman y procesan diariamente.

Según las cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP), hasta ayer (25 de agosto del 2020) de las 58 075 muestras tomadas, el 32% salieron positivas al virus. Esto significa que el distrito metropolitano acumula 20 498 contagiados, la cifra más alta en Pichincha y a nivel cantonal en el país.

Al analizar el número de muestras tomadas en función de la población se ve que se están haciendo 21 pruebas por cada 1 000 habitantes, por lo que las autoridades han ofrecido subir a un promedio diario de 1 500 pruebas.

Daniel Simancas, director de Investigaciones de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) considera que la curva de contagio todavía es dinámica y hay que ser muy cautos al analizar los datos en inicio de semana, porque se siguen registrando los casos y las muertes, que ocurrieron el fin de semana. Incluso, alerta, que hay un retraso en el reporte de positivos de dos o tres semanas.

El epidemiólogo asegura, además, que esta disminución que se está viendo en la última semana debe ser sostenida por lo menos tres semanas para tener una idea clara del comportamiento del virus.

Reconoce que la percepción de disminución se da porque se incrementaron cerca de 200 camas de hospitalización en dos semanas y otras 20 camas en las Unidades de Cuidados Intensivos del cantón. Esto, hace que baje la lista de espera de pacientes y hay más posibilidades de que encuentren una cama, pero esta lista aún se mantiene.

Por otra parte, hay una descongestión parcial en las salas de emergencias, debido a la implementación de las carpas municipales, en donde se han atendido a unas 5 000 personas en dos semanas. Se trata de ciudadanos que presentan tos, fiebre alta y que ya no están acudiendo a los hospitales.

Un ejemplo: la emergencia del Hospital Andrade Marín del IESS bajó las atenciones en un 30%, pero la UCI sigue al 100% de su capacidad.

Marcelo Aguilar, epidemiólogo de la Universidad Central, explica que las últimas semanas de julio y principios de agosto se dio una tendencia epidémica que daba para pensar en un brote alto del virus, pero el Municipio y MSP reaccionaron a tiempo y redujeron esa tendencia con vigilancia en los focos de transmisión.

Sin embargo, confirma que la ciudad se mantiene con una curva irregular con picos que suben y bajan, de modo que no hay una seguridad suficiente.

Esta falta de seguridad, añade, se debe a que habido una disminución de pruebas de por parte del Ministerio y un represamiento de éstas de 14%.

En consecuencia se puede estar ante brotes de casos silenciosos, que no se están detectando y no se puede hablar de un aplanamiento de la curva de contagio por ahora.

Las zonas de mayor riesgo siguen focalizadas en el sur de la urbe, aunque Aguilar explica que con las condiciones actuales la transmisión todavía será continúa con niveles bajo y medio, pero será de larga duración. “Más del 90% de la población de Quito todavía es susceptible a la transmisión del virus”.

El incremento de actividades sociales y de más movilidad necesariamente va a incrementarse el contagio, entonces frente al nuevo escenario de movilidad se va a incrementar la transmisión.

Los expertos recomiendan que se sigan trabajando en los sistemas de vigilancia y en la búsqueda activa de casos.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales