18 de September de 2009 00:00

La pugna por La Concordia se acentúa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En medio de gritos y cuestionamientos al Gobierno, el Comité Cívico de Esmeraldas rechazó la posibilidad de una consulta popular en el cantón La Concordia.

Un centenar de esmeraldeños, que se reunieron la tarde y noche del jueves último en el Consejo Provincial, no están de acuerdo con que se consulte a los habitantes si quieren seguir perteneciendo a Esmeraldas o se anexan a  Santo Domingo de los Tsáchilas.  

Lucía Sosa, prefecta de Esmeraldas, explicó que el la consulta no es necesaria. Su argumento es que el 26 de noviembre de 2007, el cantón La Concordia se creó bajo la jurisdicción de la ‘Provincia Verde’. “Es un caso juzgado, así lo dice  el Registro Oficial 219”.  

El Comité Cívico de Esmeraldas se instaló luego de que el ministro de la Política, Ricardo Patiño, anunció que el presidente Correa pedirá que se realice la consulta antes de fin de año. 

Lo hizo en Santo Domingo, en compañía de sus coidearios, el prefecto Geovany Benítez y la alcaldesa Verónica Zurita. El alcalde de La Concordia, Walter Ocampo, también es militante del movimiento oficialista y está de acuerdo con la consulta. 

Aprovechando la presencia de Patiño, las autoridades de Santo Domingo se comprometieron a ejecutar obras en beneficio de La Concordia. Ante eso, los miembros del Comité Cívico de Esmeraldas dijeron que invertir recursos en una jurisdicción ajena es una malversación de fondos.  

En un  tono conciliador, el obispo de Esmeraldas y vicepresidente del Comité, monseñor Eugenio Arellano, recomendó armar la defensa con argumentos.

Enseguida, el Comité resolvió declarar persona no grata al ministro Patiño. “Por causar enfrentamientos entre ecuatorianos”.  

Además, elaborará un manifiesto, que será difundido a través de medios de comunicación con alcance nacional. En el mismo, se reafirmará que La Concordia es el octavo cantón de Esmeraldas.

Para el analista político, Carlos Concha,  más allá del interés territorial hay una clara disputa política entre Alianza País y el Movimiento Popular Democrático.

“El primer movimiento tiene hegemonía en Santo Domingo y el segundo en Esmeraldas. El tema de La Concordia es visto como una oportunidad para medir fuerzas”, asegura.

Al margen de que se realice o no la consulta, Ocampo ya suscribió un compromiso de mancomunidad con el Prefecto de la provincia Tsáchila. El documento establece que el Consejo Provincial ejecutará obras básicas en el barrio San Agustín y en la estratégica vía Río Cucaracha.

De igual manera, la alcaldesa Zurita anunció que con La Concordia han avanzado en la coordinación para mejorar el tratamiento de los desechos sólidos. “Es una iniciativa regional, en beneficio de la colectividad”.

Las autoridades de Santo Domingo también pulen una campaña puerta a puerta en La Concordia, para pedir  el apoyo de los habitantes en las urnas. Para Sosa, esa es una idea descabellada y extremadamente  divisionista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)