6 de diciembre de 2018 17:21

Procurador Íñigo Salvador pide a la CIDH archivar medida cautelar por crimen de periodistas de EL COMERCIO

Familiares de Efraín Segarra, Paúl Rivas y Javier Ortega acudieron a la audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el tripe crimen en la frontera norte. Foto: Tomada de la CIDH

Familiares de Efraín Segarra, Paúl Rivas y Javier Ortega acudieron a la audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el tripe crimen en la frontera norte. Foto: Tomada de la CIDH

valore
Descrición
Indignado 23
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 10
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La posición del Estado ecuatoriano en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington, indignó este 6 de diciembre del 2018 a los familiares de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, el equipo de prensa de EL COMERCIO secuestrado y asesinado en la frontera norte hace ocho meses.

Ecuador, a través del procurador Íñigo Salvador, solicitó a la CIDH que concluya con el trabajo del Equipo de Seguimiento Especial antes del 31 de diciembre del 2018, y que ese equipo se abstenga de realizar un peritaje a la seguridad de la frontera entre Ecuador y Colombia a días de culminación. Lo hizo durante la audiencia convocada para el caso, en la cual, incluso, pidió a la CIDH que levante y archive la medida cautelar.


Edison Lanza, representante de la CIDH integrante del ESE, dijo que la investigación del Estado debe estar guiada por una reciprocidad. Defendió que las pericias se plantearon desde el primer momento, agregó que la investigación debe agotar todas líneas de investigación para alcanzar la verdad de lo ocurrido, considerando que las investigaciones de Colombia descartaron que el secuestro se haya registrado en ese país.

Lanza, quien además es el relator para la Libertad de Expresión de la CIDH, pidió a Ecuador que las medidas cautelares por lo ocurrido con el equipo de prensa se mantengan.

En ese marco, los familiares de los tres periodistas reaccionaron indignadas ante la posición de Salvador. Evocaron los tiempos del correísmo, en los cuales se cuestionaba el accionar de la CIDH y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. La respuesta de Salvador, no obstante, fue que esas épocas son el pasado.

Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, cuestionó cómo se manejaron en el Estado ecuatoriano los días del secuestro (desde el 26 de marzo del 2018), la confirmación del asesinato (13 de abril) y los días el posteriores. Y realizó preguntas: "¿Quién tomaba las decisiones sobre la vida de nuestros familiares? Hoy se cumplen ocho meses del día en que supuestamente los captores negociaban la vida del equipo de prensa, la respuesta del Estado ecuatoriano no manifestó una intensión de ayudarlos".

Rivas agregó que han esperado una respuesta contundente del Estado, sin recibirlas, a pesar del ofrecimiento hecho el mismo 13 de abril por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, para transparentar la información. "Lo que tenemos es una estructura de silencio sobre lo que ocurrió en marzo y abril". El Estado se niega a aceptar que el secuestro se dio en territorio ecuatoriano, además se niega a aceptar las omisiones en el manejo de la crisis, el Estado muestra falta de una debida diligencia, enfatizó.

Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas, cuestionó que no se realizaran las pericias en el caso y tampoco se investigue el actuar del Comité de Crisis que manejó el secuestro, con funcionarios del Gobierno. "La única explicación es que de no ser por las familias de Paúl, Javier y Efraín este atroz crimen puede quedar en la impunidad". Pidió que se amplíen las líneas de investigación.

Las autoridades ecuatorianas, a través de Salvador, aseguraron en la audiencia que lamentan los hechos sucedidos y señalaron que las "decisiones fueron las más adecuadas" por parte del Estado ecuatoriano. El Ecuador ha tomado acciones concretas dentro de la jurisdicción como la emisión de acreditaciones a los periodistas, declaración de estado de excepción para permitir ingreso de recursos, entre otros. Agregó que el Estado ha brindado todo el apoyo para esclarecer lo sucedido, enfatizando que el cautiverio y asesinato del equipo de prensa se dio en territorio colombiano, e invitó a los familiares a “confiar en la Justicia” de Ecuador.

Esmeralda Arosemena de Troitiño, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo que la CIDH ha actuado en cumplimiento con la responsabilidad asumida, porque el presidente Lenín Moreno fue quien pidió el apoyo y el respaldo de la Comisión en el caso del equipo de prensa.

Arosemena de Troitiño finalizó la audiencia diciendo que la CIDH hace un "llamado a la posibilidad de mantener nuestra participación como un respaldo y como un apoyo a la labor del Estado ecuatoriano y a los familiares y representantes de las víctimas. También nuestra posición de acompañarles en la búsqueda de sus objetivos: la verdad y justicia".

La reunión con Colombia

Tras la cita con delegados de Ecuador llegaron representantes de Colombia. Los familiares dijeron que con el actual Gobierno no hay la misma apertura que había con el expresidente Juan Manuel Santos.

El martes, 5 de diciembre, en su vista a Ecuador, el presidente Iván Duque dijo que el triple crimen no quedará en la impunidad.

Video: Youtube, canal Comisión Interamericana de Derechos Humanos


Claudia Carrasquilla
, de la Fiscalía colombiana, detalló el testimonio que un detenido entregó a la justicia. Según esa versión, el equipo de prensa fue secuestrado por dos miembros del Frente Óliver Sinisterra, quienes consultaron a alias ‘Guacho’ qué hacer con los tres. “Él les da la orden de trasladar a territorio colombiano, pasando por El Playón”.

Según la investigadora, posteriormente se ordenó la ejecución “en razón de una situación que se venía presentando con el gobierno ecuatoriano”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (4)