Murió Kirstie Alley, actriz de 'Cheers', a causa del cáncer
Asamblea posesiona a Gina Aguilar como suplente para…
El concierto de Anuel AA en Quito será el 6 de diciembre
Explotación sexual de migrantes venezolanos es con webcams
Consejos para protegerse de infecciones respiratoria…
¿Cómo evitar el sobreendeudamiento por las fiestas n…
Pugna Asamblea-Consejo de Participación se agudiza c…
Aeropuerto de Manta fue entregado por el Gobierno

Respuesta a pedido de Assange se mantiene en reserva

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa. Fotos: EFE

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, y el presidente ecuatoriano, Rafael Correa. Fotos: EFE

En medio de absoluto hermetismo se realizó hoy la reunión entre el presidente Rafael Correa y el canciller Ricardo Patiño, para analizar el pedido de asilo político de Julián Assange, creador de la organización Wikileaks.

Aunque en principio se esperaba que el encuentro se realice en el Palacio de Carondelet, finalmente se produjo en las instalaciones del Ministerio del Deporte, al norte de Quito.

En esa Cartera de Estado también estuvieron el procurador Diego García y el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado. No obstante, no se confirmó que ambos funcionarios hayan participado en la cita sobre el caso Assange.

En la reunión con el Presidente, Patiño presentó los informes jurídicos y diplomáticos de la Cancillería sobre el pedido de  protección política de Assange, refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio. La idea es que con base a esos documentos, el Jefe de Estado ecuatoriano tome una decisión definitiva sobre la solicitud de asilo.

No obstamte, una vez finalizada la reunión, no existió ningún pronuncimiamiento oficial sobre la respuesta del Presidente al pedido del hacker australiano. De hecho, la noche del martes, el Presidente adelantó que cualquier resolución será “perfectamente” explicada, desde el punto de vista jurídico y humanitario. De ahí que no se descarta que el anuncio de la postura del Gobierno ecuatoriano se la realice este jueves, a través de una cadena nacional, según trascendió en las últimas horas.

Más allá de la reunión de hoy en Carondelet y pese a que el presidente Correa lo ha negado, el entorno político del Mandatario y varios medios de prensa dan por hecho una respuesta positiva para Assange.

El medio británico The Guardian ya citó ayer una fuente oficial que anticipó que Ecuador sí brindará protección a Assange. Del mismo modo se han pronunciado asambleístas del oficialismo como María Augusta Calle.

De acuerdo con Correa, la decisión ecuatoriana no buscará incomodar a países involucrados en el tema. Sus palabras se refieren a Gran Bretaña y Suecia. La razón: la Justicia sueca pide al Reino Unido que extradite al hacker por dos supuestos delitos sexuales. Sin embargo, ese pedido no se cristalizó, ya que Assange rompió su arresto domiciliario en Londres y se refugió en la legación  diplomática ecuatoriana.

De momento, Gran Bretaña ha aplazado la llegada a Quito de su nuevo embajador titular, Patrick Mulle. En principio el representante del Reino Unido debía llegar este mes de agosto, pero ese plazo fue pospuesto sin fecha fija.

El Gobierno británico ya ha dicho que será detenido Assange el momento que ponga un pie fuera de la Embajada ecuatoriana en Londres. En caso de que el Ecuador conceda el asilo, el Reino Unido deberá extender un salvoconducto para llegar a Quito.