Volcán Cotopaxi continúa emisión de vapor y gases es…
Pico y placa en Quito: Restricciones para este marte…
Quito hace frente al trabajo infantil
Quito se materializa en recuerdos y vivencias
Luis Cola forjó su carácter en el centro quiteño
Christian Terán Nolivos es chulla y youtuber a la vez
Murió Kirstie Alley, actriz de 'Cheers', a causa del cáncer
Asamblea posesiona a Gina Aguilar como suplente para…

La resolución de condena a las amenazas británicas tuvo respaldo mayoritario

Con 73 votos a favor y siete abstenciones de 80 legisladores presentes (son 124), la Asamblea aprobó un proyecto de resolución a través del cual se condena y rechaza las amenazas de uso de la fuerza del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de irrumpir en la embajada de Ecuador en Londres. La sesión extraordinaria se clausuró a las 01:00. Y el presidente Fernando Cordero indicó que continuaba el receso legislativo.

Se adjunta el texto de la resolución, propuesta por el bloque de Alianza País, que en la noche de ayer mantuvo una reunión en la Asamblea con el canciller Ricardo Patiño.

En el debate, legisladores opositores como César Montúfar (Concertación), Fernando Aguirre (Sociedad Patriótica), Ramiro Terán (MPD- Pachakutik) y el ex oficialista César Rodríguez dijeron apoyar la resolución. Pero ironizaron diciendo que el Gobierno protege la libertad de expresión de Julian Assange y no de quienes no están de acuerdo con ciertas políticas en el país.

Rodríguez dijo: "yo apoyo esta resolución porque creo que cuando se trata de defender la Patria no tenemos diferencias. Pero así mismo declaro que este apoyo no significa apoyar una política errática de un Gobierno que en el 2010, mientras el Viceministro de Relaciones Exteriores ofrecía al Ecuador como probable espacio de refugio para Julian Assange, el Presidente de la República horas después lo desautorizaba.

Apoyar esta resolución no significa apoyar una política oportunista que quiere aparecer a la faz del mundo entero como el más grande defensor de las libertades, de los derechos de comunicación. Pero que casa adentro está cerrando canales de televisión, radios, con todas las razones administrativas y triquiñuelas legales, apoyar esta resolución no significa apoyar una política absolutamente violatoria de derechos humanos en Ecuador, que se está haciendo con luchadores sociales...".