Corea del Sur y EE.UU. organizan el 'mayor ejercicio…
Robert Beaudry: 'el infractor debe tener la oportuni…
Indígenas, trabajadores y maestros se inclinan por j…
Japón envió sus condolencias a Ecuador luego del terremoto
Hombre que atropelló a un perro recibió una sentencia
Organizaciones piden el fin de restricciones al abor…
Avenida Rodrigo de Chávez de Quito empieza rehabilit…
Varias zonas de Guayaquil sufrieron inundaciones deb…

El ministro británico de Exteriores no dará un salvoconducto a Assange

Julián Assange, fundador de Wikileaks. Imagen captada el 27 de febrero de 2012. Foto: AFP

Julián Assange, fundador de Wikileaks. Imagen captada el 27 de febrero de 2012. Foto: AFP

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, consideró que no hay razones legales para otorgar un salvoconducto a Julian Assange, después de que hoy el Gobierno de Ecuador le concediera asilo.

En línea con lo que ya había avanzado en un comunicado el Foreign Office, Hague insistió en que la obligación legal del Reino Unido es entregar al fundador de WikiLeaks a Suecia, donde se le acusa de delitos sexuales que él niega, y dijo que su país no reconoce el concepto de "asilo diplomático" otorgado por Ecuador.

El ministro dijo que la resolución del caso puede llevar "bastante tiempo" y lamentó que el Gobierno ecuatoriano haya decidido otorgar asilo a Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio.

"No otorgaremos un salvoconducto a Assange para que salga del Reino Unido, no hay ninguna base legal que nos obligue a ello", apuntó Hague, que señaló además que la inmunidad diplomática no debe ser utilizada para "dar refugio" a supuestos delincuentes y que el proceso en Suecia tendría "garantías" legales.

"La inmunidad existe para permitir que las embajadas lleven a cabo funciones diplomáticas adecuadas y dar refugio a supuestos delincuentes no es una de ellas y tampoco impedir el proceso legal en un país", apuntó William Hague en rueda de prensa.

Aún así, indicó que no hay riesgo de que el Reino Unido vaya a "asaltar" la embajada ecuatoriana pues, aun en el caso de que utilice una ley de 1987 que le permitiría revocar su estatus diplomático, debería estar sustentado en las leyes internacionales.

"Esto es una complicación para Ecuador y para Assange, y es extraño que una embajada se coloque en esta posición", señaló.