Viruela del mono: dos fármacos en análisis
Corviche: la nueva golosina de los quiteños tiene sus huecas
Ballenita, destino para el descanso y la desconexión…
Hasta las arterias
Glas ahora va por otra medida sustitutiva
La reactivación del aeropuerto Mariscal Sucre favore…
Los niños se enamoran del ejercicio a partir de juegos
La discriminación al adulto mayor, problemática que …

Iza envió una comisión a Carondelet y el diálogo se aplaza

La Conaie envió a una comisión de nueve personas, ayer, al Palacio de Carondelet. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El diálogo entre el presidente de la República, Guillermo Lasso, y el titular de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza, no se concretó, aunque ya hubo un primer acercamiento.

El consejo de Gobierno de la Conaie no acudió a la invitación de Lasso, programada para ayer 20 de agosto del 2021. En lugar de ello, enviaron una comisión de nueve personas, encabezada por la expresidenta de la Ecuarunari, Blanca Chancoso, junto con Peter Calo, legislador de Pachakutik. Después se sumaron delegados de Feine y Fenocin.

Mientras eso ocurría en Quito, Iza estaba en Bolívar, donde participó en una concentración en defensa del agua.
La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, reveló el jueves que la intención de Lasso era dialogar personalmente con la dirigencia de la Conaie. Pero ante la decisión de enviar solo a una comisión de avanzada, los recibió Juan Manuel Fuertes, subsecretario de Gobernabilidad.

El encuentro duró una hora. Se realizó en el Salón Azul, en la planta baja del Palacio de Carondelet. Tras la cita, los representantes de la Conaie no salieron del todo conformes.

El Subsecretario explicó que se oficializó la propuesta de que Lasso sostuviese un diálogo institucional no solo con la Conaie sino con delegados del Parlamento de los Pueblos.

Esa instancia se reactivó el miércoles y aglutina a representantes de más de 100 organizaciones sociales, como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Feine, Fenocin, Corporación de Montuvios del Litoral, entre otras.

La comisión de la Conaie propuso que este diálogo se efectuara antes del 11 de septiembre. Es decir, en la víspera de que se produzca una nueva variación del precio de combustibles. Así lo contó Apawki Castro, uno de los representantes que estuvo en la cita.

Dijo que esperaban que ayer mismo se definiese la fecha del encuentro. “Si realmente hubiese apertura, ayer se hubiesen tomado decisiones”.

¿Por qué la Conaie quiere abanderar el diálogo con más organizaciones sociales? El docente y analista político Arturo Moscoso cree que la imagen de la Conaie y su nueva dirigencia ha sido muy cuestionada a raíz de octubre del 2019.

Con la estrategia de abanderar el llamado Parlamento de Pueblos -dice- buscan “legitimarse”, sumando más organizaciones a su causa. Ante eso, cree que el Gobierno debe mantener su apertura al diálogo, aunque eso no significa que deba ceder a todas las condiciones que se anuncian.

Fuertes reiteró la voluntad del Gobierno de construir espacios de diálogo. “Para encontrar soluciones desde el interés superior del pueblo ecuatoriano, a partir de la propuesta del Gobierno respaldada en las últimas elecciones”, anotó.

Según Lenin Sarzosa, de la comisión de la Conaie, el Gobierno ofreció dar una respuesta hasta el lunes. Esperan que, además, se defina el número de delegados que podrían asistir. El miércoles, Iza planteó que fueran 100.

Entre los temas que se analizarían constan: extractivismo, privatizaciones, educación, salud y el eje productivo. “Han planteado que sea antes de que finalice la primera quincena de septiembre. Vamos a trasladar este planteamiento al presidente Lasso, para que en función de su agenda determine la fecha en la que se iniciaría el proceso”, aclaró Fuertes.

El analista político Santiago Cahuasquí cree que Iza busca constituirse en el antagonista del presidente Lasso y ser el líder de la oposición.

“Sumar a más actores del campo popular brindará más fuerza a posibles acciones de movilización, pero también dificultará el papel del Gobierno para procesar más demandas con un interlocutor unificado”.

La diferencia de años anteriores, dice Cahuasquí, es que ahora el movimiento indígena tiene capital político e influencia de negociación en la Asamblea con Pachakutik.

Aunque ayer en la tarde el Gobierno demostró que sí mantiene acercamientos con ese bloque legislativo. El presidente Lasso firmó la ley reformatoria para crear la Universidad Intercultural Amawtay Wasi. En la cita estuvo la titular de la Asamblea, Guadalupe Llori, de las filas de Pachakutik.

“La reactivación de esta universidad es un hito. Estamos comprometidos con el bienestar de los pueblos y nacionalidades y la educación intercultural. Cumpliremos con la ley y el progreso del Ecuador del encuentro”, dijo Lasso.