18 de August de 2009 00:00

La Policía busca más droga escondida en Esmeraldas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Judicial

Los agentes de Antinarcóticos de la Policía creen que hay más droga escondida  en Esmeraldas. Por ello, permanecerán  en el cantón Eloy Alfaro. En ese sitio el jueves pasado se decomisaron seis toneladas de cocaína, que estaban en túneles subterráneos. 

Hay sospechas  que  esa  zona sirve como un   centro de acopio para el alcaloide.  Joel Loaiza, director nacional de Antinarcóticos,  señaló  que la Policía  extenderá los operativos a sectores aledaños al cantón.

Ayer, el comandante general de la Policía,  Freddy Martínez,   presentó el estupefaciente  decomisado en Esmeraldas.     
Los paquetes tenían  sellos de presuntos carteles del narcotráfico colombianos. Y estaban   camuflados  en túneles subterráneos en una hacienda, para evitar sospechas y evadir los controles policiales. 
 
La propiedad está ubicada en  el  kilómetro 14 de la carretera Calderón-Yalaré, en el cantón Eloy Alfaro. La Policía  se percató que a esa finca ingresaban  vehículos 4x4 de lujo,  lo que despertó sus sospechas. Luego  verificaron el lugar y  comprobaron   que la propiedad era improductiva, no tenía  sembríos ni animales de cría,  por lo que se pidió la intervención de la Fiscalía.

En el allanamiento, realizado la semana pasada,   los agentes hicieron excavaciones profundas  y descubrieron los túneles subterráneos, donde se camuflaba la droga. La Policía encontró  270 sacos de yute negro y 2 bultos, en cuyo interior se encontraba el alcaloide.

En el lugar se  detuvo a cuatro personas, entre ellas una adolescente que está embarazada.
 
Según  la investigación de la Policía  Antinarcóticos,  Julian J., de nacionalidad colombiana, era el encargado de resguardar el cargamento. Y los dos ecuatorianos,  Edwin M. y  Jorge B.  fueron contratados para custodiar  la propiedad.

Se presume  que el clorhidrato de cocaína  estuvo escondido en la finca desde diciembre del año pasado y que tenía como destino los mercados ilegales de Estados Unidos y de Europa.  

Loaiza explicó  que tres  de las ‘caletas’  que se conectaban con los túneles  estaban vacías.  “Se  cree  que esperaban un nuevo cargamento para el almacenamiento y envío  al exterior”.  

La Policía no    descarta que parte de la  droga ya haya sido comercializada en diferentes ciudades del país. Además, explicó que  en Estados Unidos cada kilo de coca  cuesta USD 30 000 y en Europa llega hasta 70 000.

Este es el segundo cargamento grande que la Policía decomisa en la provincia de  Esmeraldas, en los últimos meses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)