1 de septiembre de 2020 22:05

Hallan cuerpo que sería de ecuatoriano desaparecido en Perú

Autoridades peruanas confirmaron que el cuerpo hallado en el mar cerca de Lima pertenece al ciudadano español José Moya, quien acompañaba al ecuatoriano Juan Carlos Villalba, padre de la cantante Gabriela Villalba, cuya búsqueda continúa. Foto: Facebook/

Autoridades peruanas informaron que hallaron un cuerpo que sería del ecuatoriano Juan Carlos Villalba, padre de la cantante Gabriela Villalba. El piloto fue reportado como desaparecido, cuando volaba en la zona de San Bartolo, Perú.  Foto: Facebook/ Gabriela Villalba

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 24
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un cuerpo que sería de un ecuatoriano desaparecido hace dos semanas mientras volaba con un español en un ala delta con motor fue encontrado este martes 1 de septiembre del 2020 en el mar cerca de Lima, informó la Marina peruana.

El “cuerpo fue encontrado esta tarde y por la vestimenta que lleva se trataría del ciudadano ecuatoriano Juan Carlos Villalba”, de 55 años, dijo a la AFP el capitán del Puerto del Callao, Ludwig Zanabria.

El oficial explicó que unos surfistas vieron flotando un cuerpo en la playa norte de San Bartolo, unos 50 kilómetros al sur de Lima. Lo llevaron hasta la orilla y avisaron a las autoridades.

Zanabria indicó que no se tiene reporte de la desaparición de otra persona por la zona.

“Ya se comunicó a la familia para que acuda al lugar y proceda al reconocimiento del cuerpo”, agregó el oficial.

Otros sufistas habían hallado el miércoles de la semana pasada el cuerpo del español José Moya, de 65 años, quien acompañaba al piloto ecuatoriano en la ligera aeronave en un vuelo de instrucción.

El cadáver del español fue hallado flotando en el mar frente a la playa La Escondida.

Moya y Villalba desaparecieron el 18 de agosto en las inmediaciones de San Bartolo. El ecuatoriano había volado varias veces en esa zona con el ala delta, según videos publicados en su página de Facebook.

La búsqueda comenzó al día siguiente de la desaparición y se centró en el mar y tierra en la zona de San Bartolo, con buzos, un helicóptero y un buque oceanográfico con tecnología de exploración submarina.

El ala delta motorizado podía superar los 3 000 metros de altura.

Al día siguiente de la desaparición, un pescador de la zona de San Bartolo había encontrado en el mar dos cascos que parecían ser de ellos.

Un testigo declaró haber visto al aparato ultraligero perder altura mientras se escuchaba un sonido extraño, aparentemente del motor, según la agencia estatal Andina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (23)
No (2)