14 de marzo de 2019 19:01

¿Por qué el CNE eliminó del padrón a extranjeros que votaban en Ecuador?

Desde 2008, el Estado ecuatoriano reconoce el derecho al voto para los ciudadanos extranjeros que residen por más de cinco años en el país. Foto: Archivo EL COMERCIO

Desde 2008, el Estado ecuatoriano reconoce el derecho al voto para los ciudadanos extranjeros que residen por más de cinco años en el país. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Andrés García y
Valentín Díaz
Redactores (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuando restan apenas 10 días para los comicios del 24 de marzo del 2019, varios extranjeros mostraron su preocupación por haber sido excluidos del proceso. Ese es el caso de Esther López, quien reside en Quito desde hace nueve años.

“Ciudadano(a) no empadronado(a) para el proceso electoral. Para mayor información comuníquese al 02 3815 822”. Ese es el mensaje que aparece en el portal de consulta de domicilio electoral a varios ciudadanos extranjeros que cumplen los requisitos para votar en el Ecuador y que anteriormente estaban inscritos, pero no lo están más para las próximas elecciones seccionales.

Oriunda de La Habana, Cuba, López sufragó en las elecciones presidenciales y legislativas del 2017. También en la consulta popular y referendo, de febrero del 2018. Esther es madre de una niña ecuatoriana y estuvo empadronada en un recinto electoral de Cotocollao, al norte de la capital.

Este es el mensaje que aparece a los extranjeros que fueron retirados del padrón electoral a finales de 2018. Foto: Captura

Este es el mensaje que aparece a los extranjeros que fueron retirados del padrón electoral a finales de 2018. Foto: Captura


Este jueves, 14 de marzo del 2019, Esther indicó que cuando investigó en qué mesa electoral le tocaba sufragar en las seccionales, se sorprendió al no encontrar su nombre en el sistema. ”Revisé en el Internet y no constaba en la lista ni tenía la dirección del recinto”, sostuvo.

Cuando cumplió más de cinco años de residencia legal en el país, Esther fue incluida automáticamente en el padrón que se elaboró para elecciones previas. La extranjera asegura que ella no solicitó que su nombre conste en el registro.

En las elecciones seccionales y del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) también podrán ejercer su derecho al voto, de manera facultativa, un total de 20 833 extranjeros. Los ciudadanos fueron calificados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para constar en el padrón de votantes.

Otro caso es el del francés Mathiu Le Quiang, quien vive en Ecuador desde el 2010. Al igual que Esther, el extranjero votó en las últimas elecciones presidenciales y en la consulta popular del 2018.

Le Quiang fue uno de los 113 171 extranjeros que el CNE transitorio eliminó del padrón electoral. El consejero electroral, José Cabrera, impulsó esta “depuración”, de cara a las elecciones seccionales. El funcionario dijo que los extranjeros eliminados no cumplían con el artículo 11 del Código de la Democracia. Es decir, haber residido legalmente cinco años en el país y solicitar al CNE la inscripción para constar en el padrón.

Cuando fue consultado sobre los reclamos de los extranjeros excluidos, Cabrera manifestó que ya no se podía revertir la situación, pues el padrón electoral se cerró el 6 de noviembre del 2018, tal como lo estipula la normativa.

En redes sociales, Adela García, oriunda de Chile, también cuestionó la depuración del padrón efectuada por el CNE. En su cuenta de Facebook, la extranjera pidió que se respete su derecho constitucional de acudir a las urnas, pues asegura que reside en Ecuador desde hace 15 años. Incluso, García compartió fotografías de certificados de votación de elecciones pasadas.


Elena Cabezas es otra ciudadana chilena que reside oficialmente en Ecuador desde 2011. Llegó al país en la década de 1990, está casada con un ecuatoriano y tiene cuatro hijos de nacionalidad ecuatoriana. Ella es una de las personas extranjeras que, pese a cumplir el requisito de residir más de cinco años dentro del país, fueron retiradas del padrón electoral.

Intentó llamar una vez al Consejo Nacional Electoral para alertar de la situación. Sin embargo, en aquella ocasión no le contestaron el teléfono y no ha vuelto a llamar hasta el momento. El caso de Cabezas es especial. Sacó su permiso de residencia en el país (una visa de amparo) en el 2011. “En la novelería de que ya tenía mi cédula, ingresé al sistema para ver si estaba habilitada para votar”, dice. Lo estaba y en aquella ocasión sufragó, aunque en aquel tiempo solo llevaba dos años como residente.

Desde esa ocasión, dice, votó en todas las elecciones que ha habido hasta el momento: en las seccionales de 2014, presidenciales de 2017 y la consulta popular y referendo de 2018. Solo debió haber estado habilitada desde los comicios de 2017. Ahora, en cambio, cuando sí cumple con los requisitos, no puede ejercer su derecho al voto. “Siento que si uno vive aquí tantos años, tiene hijos aquí, uno se acerca a la política. Soy una ciudadana más que paga impuestos, que vive como ecuatoriana y me parece que tengo derecho”.

A Doris Realpe, de nacionalidad colombiana, le pasa lo mismo. Al igual que Cabezas, Realpe ha votado en varios comicios. Cuando llamó al CNE, la persona que le constestó el teléfono le dijo que no consta en el padrón, que debió empadronarse nuevamente. Le dijeron que se puede acercar a un recinto electoral, de todas maneras, para retirar su certificado de votación. Pero ese no es el problema; los ciudadanos extranjeros están exentos de presentar este documento para diversos trámites. “Esa no es la idea”, dice Realpe. “Yo quiero sufragar”.

Quienes recibieron una respuesta más concreta del CNE fue el Frente de Mujeres Chilenas en el Ecuador (Fremuch). Este grupo de ciudadanas chilenas envió una carta al organismo electoral que expresaba su preocupación por la situación. En respuesta a esta carta, el CNE asegura, en un documento firmado por el Secretario General Víctor Hugo Ajila Mora, que “el Estado reconoce y garantiza el derecho que tienen los ciudadanos extranjeros residentes en el Ecuador para ejercer su derecho al sufragio”.

Sin embargo, en el documentos se acota que “el ejercicio de este derecho implica el cumplimiento de ciertas condiciones: tiempo de permanencia en el país, la inscripción voluntaria del ciudadano extranjero y la verificación del cumplimiento de requisitos”. La clave está en el segundo punto: los extranjeros que se encontraban registrados en el padrón electoral en comicios anteriores no se habían registrado de manera voluntaria; simplemente aparecieron en el sistema.

A pesar de la gran cantidad los ciudadanos extranjeros que han sido eliminados del padrón, lo curioso es que hay otros que sí están incluidos. Rocío Álvarez es una ciudadana uruguaya cuyos datos de domicilio electoral sí aparecen en el portal. A otro ciudadano extranjero consultado por este Diario, inclusive le tocó ser miembro de una mesa electoral.

El domingo 24 de marzo del 2019, 13 261 994 ciudadanos deberán elegir alcaldes, prefectos, concejales, vocales de juntas parroquiales y a los siete consejeros del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (2)