22 de enero de 2019 13:37

Los operativos móviles de velocidad son realizados solo por agentes de tránsito que están uniformados

La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) realiza controles de velocidad  en Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) realiza controles de velocidad en Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) indicó la mañana de hoy, martes 22 de enero del 2019, que los operativos móviles de velocidad son realizados únicamente por agentes de tránsito que visten sus uniformes de trabajo.

Esto luego de unas fotografías que se difundieron en redes sociales en los últimos días. Allí aparecen dos personas vestidas de civil, quienes supuestamente portan equipos móviles para medir la velocidad de los automotores.

La mañana de hoy, un grupo de uniformados de tránsito se ubicó en la avenida De la Prensa, a la altura del antiguo aeropuerto con radares móviles de velocidad. Las tareas eran dirigidas por el fiscalizador Andrés Albán, quien informó que cuatro conductores fueron sancionados por conducir en alta velocidad dentro del rango moderado. No hubo detenidos. "Para sancionar a los vehículos, siempre debemos usar los uniformes con los números en los chalecos", explica.

El operativo de hoy duró dos horas y comenzó a las 09:00. Los uniformados dicen que los trabajos de ese tipo son aleatorios, con base en un cronograma preparado en la AMT.

La Agencia Metropolitana de Tránsito informó que el objetivo es precautelar la seguridad vial con los controles de velocidad ubicados en puntos estratégicos. Así, los agentes verifican el cumplimiento de los límites de circulación.

Para ejecutar los controles de velocidad -se indicó en la AMT- es indispensable delimitar un anillo de seguridad, en donde los vehículos con agentes que forman parte del operativo se ubican para detener a los carros que se movilizan en alta velocidad.

Asimismo, un radar móvil es colocado 200 metros antes del punto en donde se ubican los agentes que sancionan a quienes infringen las normas. A través de este dispositivo, los efectivos podrán emitir un informe sobre el vehículo que circule a una velocidad mayor a la permitida, con esta información se detiene al carro y se sanciona al conductor.

El director de Operaciones de la AMT, Jorge Ramírez, mencionó que en este tipo de controles se necesita un trabajo en conjunto. “Cada uno tiene sus funciones establecidas, la información resultante del radar debe ser enviada de manera oportuna, sincronizando tiempos y acciones”.

Según el artículo 386 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), se sanciona con 3 días de privación de libertad, un salario básico unificado (SBU) y menos 10 puntos en la licencia de conducir a quien se exceda en los límites de velocidad fuera del rango moderado.

En el caso de que se sobrepasen los límites de velocidad dentro del rango moderado, el artículo 389 estipula una sanción del 30% de un SBU y menos 6 puntos en el carné de manejo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)