6 de September de 2009 00:00

Un nuevo año escolar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Editorial Diario El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Sin educación es impensable la democracia. El ser humano, social por naturaleza, aprende día a día a convivir con sus semejantes. La formación integral y humanista constituye  un reto cada vez más exigente de parte de todos los estamentos que conforman la comunidad educativa: alumnos, maestros, padres de familia, frente a una sociedad cada vez más materialista y vacía de valores.

La excelencia en la educación pasa por potenciar las fortalezas creativas, intelectivas, y las mejores actitudes de los niños y jóvenes para una convivencia idónea.

Los recursos y la infraestructura, que son parte importante del proceso educativo, todavía no alcanzan niveles aceptables en la Sierra y en la Amazonia, que hoy abren sus puertas a  la niñez y la juventud.

Aunque ha habido esfuerzos, el saldo negativo en los principales indicadores de la educación deja al país en espera de resultados más que de palabras. La interesante iniciativa de infraestructura de punta  de las llamadas “escuelas del milenio” debería ser una realidad plausible en todas y cada una de las provincias.

El mejor parámetro de una sociedad próspera e igualitaria tendría que estar íntimamente relacionado con la calidad educativa de un pueblo, con su soberanía alimentaria y con familias en las que no falte el pan y el empleo.

Una educación que promueva verdaderos valores ciudadanos deberá respetar una democracia que reconoce y defiende los derechos de todos.

La ética educativa es de diálogo y consenso, de respeto al disenso, de pluralismo y de  objetivos que nos ubiquen en los parámetros más altos con identidad y rostro propio en la región americana y el mundo. Demos alas y libertad a nuestros jóvenes y niños para un mundo mejor.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)