13 de October de 2011 10:02

Sindicatos colombianos: 'TLC con EE.UU. será perjudicial para la economía del país'

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El sector sindical de Colombia reiteró hoy que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos será perjudicial para la economía de su país y advirtió que de esa alianza no se debe esperar que fluyan "ríos de leche y miel".

El pronunciamiento fue hecho por el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Tarsicio Mora, quien señaló que Colombia no se preparó para la entrada en vigor del acuerdo desde que fue firmado en 2006.

Casi cinco años después de la suscripción del acuerdo, el Congreso de Estados Unidos lo aprobó este miércoles, tras lo cual el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que ambos países se beneficiarán.

Mora dijo que las centrales obreras colombianas se opusieron al acuerdo, pero que ahora, cuando ya está firmado y aprobado, lo que les preocupa es el efecto que puede ocasionar el libre comercio con la principal potencia económica mundial.

Al referirse a las cifras que expone el gobierno de Santos, Mora comentó que están "infladas" y que no cree "que comiencen a fluir los ríos de leche y miel prometidos por el gobierno".

Según el presidente de la CUT, los acuerdos de libre comercio golpean a las medianas y pequeñas empresas de los países subdesarrollados, por lo que estima que no hay motivos para ser optimistas.

Santos dijo que el TLC ayudará a aumentar la lucha contra la pobreza porque le da acceso a los productos colombianos a un mercado de 300 millones de consumidores con un alto ingreso per cápita. "Vamos a crecer por lo menos un uno por ciento más de lo que veníamos creciendo durante el resto de nuestras vidas, generaremos 250 000 nuevos puestos de trabajo y aumentaremos las exportaciones mínimo en un seis por ciento.

Además, va a llegar mucha más inversión para la infraestructura, la industria y el desarrollo rural. También servirá para reducir la pobreza", dijo el jefe de Estado.

No obstante, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, admitió hace poco que su país no está suficientemente preparado para la entrada en vigencia del TLC ante las "amenazas" a los productores de leche y arroz. "Ahí hay que hacer un trabajo rápido en donde hay atrasos, para ayudarlos a ponerse a tono para que esa ducha fría que les va a llegar con los TLC no se les vaya a convertir en neumonía", dijo el funcionario, tras afirmar que el acuerdo pinta un buen panorama para las frutas, verduras, hortalizas y otros productos agropecuarios.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Peter McKinley, dijo a la cadena de radio y al canal de televisión Caracol que si bien es cierto que algunos sectores se pueden perjudicar por los acuerdos de libre comercio, otros pueden sacar provecho.

"Hay que recordar que Colombia es un país con población creciente. El año pasado importaron cerca de 90 000 toneladas de arroz desde los países vecinos, importaron pollo de otras naciones, varios productos agrícolas, como el maíz, de Argentina, país que nos quitó todo el mercado de ese grano prácticamente.

Colombia importa estos comestibles y lo que Estados Unidos quiere es competir con estos proveedores internacionales", dijo el diplomático. "Se sabe que los tratados no van a beneficiar a uno u otro sector, pero hay que tener en cuenta que con el TLC se crean millones de empleos y surgen industrias más competitivas.

Siempre hay sectores afectados negativamente, pero esa siempre ha sido la historia económica del mundo porque finalmente la idea siempre es generar mayores oportunidades", añadió.

Las exportaciones colombianas a Estados Unidos llegaron el año pasado a 16.900 millones de dólares (el 43 por ciento del total de ventas al exterior), mientras que las importaciones fueron de 10.400 millones.

El TLC fue firmado por Bogotá y Washington a finales de 2006 y poco después el Congreso colombiano lo aprobó. Unos protocolos adicionales también fueron ratificados posteriormente.

Sin embargo, el trámite del acuerdo en Estados Unidos había sufrido tropiezos por la postura de algunos dirigentes del Partido Demócrata que afirmaban que no se debía ejecutar un acuerdo comercial con un país donde se presentan actos de violencia contra sindicalistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)