14 de July de 2012 00:03

¿Qué reglas debe conocer al usar su tarjeta de crédito?

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 6

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Junta Bancaria continúa emitiendo resoluciones para controlar la utilización de las tarjetas de crédito. Desde que el Gobierno anunció hace casi dos meses que 400 000 familias ecuatorianas registran indicios de sobreendeudamiento, la normativa ha ido cambiando paulatinamente.

Por esa razón es necesario que, si usted es uno de los 2,5 millones de usuarios de tarjetas de crédito de bancos y emisoras de plásticos o forma parte de los tres millones de clientes de tarjetas de crédito de casas comerciales, se ponga al día en las regulaciones.

Para la catedrática Alexandra Rivas, las medidas que se están tomando pueden ser vistas desde dos ópticas distintas. La primera, desde el lado del Gobierno querer frenar el nivel de consumo y no poner a los ecuatorianos al borde de deudas excesivas que no puedan pagar y, además, evitar un sobrecalentamiento de la economía.

La segunda visión es más de libertades. “Es decir, cada persona debiera tener la libertad de elegir si quiere o no endeudarse. Se supone que cada persona es un ser responsable de sus actos. Y, de alguna manera, se podría inferir que estas normativas atentan contra esa libertad”.

En efecto, ese debate se ha expandido a las redes sociales, donde los usuarios discrepan entre si las medidas son positivas o no.

De todas maneras, desde varios sectores múltiples esfuerzos por mejorar la cultura financiera de los ecuatorianos se han multiplicado en las últimas semanas. El Ministerio de Industrias, por ejemplo, concluyó una campaña que llegó a 60 000 personas, a las cuales se les enseñó las maneras correctas de llevar sus cuentas y evitar incurrir en niveles de deuda inmanejables.

De parte del sistema financiero privado, varias instituciones también realizan estas campañas, a través de periódicos didácticos o invitando a sus clientes a visitar páginas electrónicas interactivas donde conocer los pecados de endeudarse en exceso.

Sin embargo, en una economía con alta liquidez, el nivel de consumo continúa en niveles elevados. Y, según lo explica el economista Xavier Andrade, las decisiones de limitar el consumo, vía estas resoluciones o restricción de importaciones, podría volverse un búmeran por el lado de la inflación.

“En un escenario hipotético, sin contrabando, la gente por más que le suban los precios, si tiene la capacidad de pagar, lo hará, al precio que lo pongan. Eso puede empujar la inflación al alza. Y bien sabemos que en dolarización requerimos tener los niveles estables. Habrá que ver cómo reacciona el consumidor ecuatoriano en los próximos meses”.

La normativa

Los bancos  y las emisoras de tarjetas de crédito están obligados a enviar a sus clientes, en los estados de cuenta mensuales, la información detallada de cómo avanza los créditos contraídos. Deben incorporar una tabla detallada de los pagos, los abonos, los saldos, etc. 

Los establecimientos  tienen prohibido mostrar y cobrar a sus clientes pagos que diferencien si es que lo hacen con tarjeta de crédito o en efectivo. El valor de los bienes y servicios debe ser único para cualquiera de los dos casos.  

Para el trimestre julio-septiembre de este año, la autoridad bancaria determinó una serie de servicios que deberán ser gratuitos. Asimismo definió los techos de cobro para las operaciones con tarjetas de crédito (ver cuadro adjunto).

Las tarjetas de crédito de las casas comerciales ya no pueden seguir operando. Si usted tiene una de ellas, no le será funcional ya que estos establecimientos no pueden ofrecer pagos diferidos por las compras hechas en sus locales.

Los bancos y emisoras de tarjetas de crédito deben colocar en sus oficinas de atención al cliente, en sus páginas electrónicas y cualquier otro medio de difusión, la información sobre los costos financieros que traslada a sus clientes y que son autorizados por la Superintendencia de Bancos.

Las tarjetas no pueden ser entregadas a las personas sin su  expreso consentimiento. Por tanto, si le llega una tarjeta a su domicilio sin que la haya solicitado y firmado su emisión, la entidad estará incurriendo en una falta que será sancionada.   

Los establecimientos ya no pueden utilizar el mecanismo de las “cuotitas” para atraer clientes hacia la adquisición de sus productos. El cliente debe conocer el precio de venta final, lo que paga con tarjeta y la tasa de interés aplicada.   

Los bancos   y emisoras están obligados a ceder una tarjeta de crédito previo análisis de la capacidad de pago del cliente.


Los tipos

Las tarjetas de crédito de bancos y emisoras permiten la compra en pagos diferidos de bienes y servicios en cualquier establecimiento autorizado.

Las tarjetas  de circulación restringida permiten la compra en diferido pero únicamente en el lugar que esa marca emitió la tarjeta. Pero hoy está prohibida su utilización.  

Las tarjetas de débito no permiten pagos diferidos, sino que la cancelación se  hace cada fin d e mes por su totalidad.    

Las tarjetas de descuento permiten beneficios dentro de un local determinado. Seguirán funcionando.

Las tarjetas de afiliación permiten a ciertas empresas acceder a descuentos.


Sobre el manejo de las tarjetas

Nunca utilice   sus tarjetas de crédito para realizar avances en efectivo a través de los cajeros automáticos. Al final del mes deberá pagar todo el valor retirado y, además, paga altos costos por esos servicios.

Revise   siempre los servicios que la entidad financiera le está cobrando. A veces, usted recibe llamadas telefónicas y acepta servicios adicionales (auxilio mecánico, seguros de vida, asistencia al hogar...) por un valor bajo. Pero al final, todo suma.  

Cuando quiera realizar   consumos con su tarjeta de crédito lo más recomendable es hacerlo en los días siguientes al corte de su estado de cuenta. De esta
manera tendrá más tiempo hasta que le llegue el pago.

Una norma básica   es diferir sus consumos en todos aquellos bienes cuyo tiempo de uso será superior al del financiamiento. Es decir, si usted difiere la compra de un televisor está bien. Pero diferir las compras en el supermercado es un error.

Detecte si su nivel de consumo es elevado

No es recomendable   endeudarse en más de entre 35% de su ingreso fijo mensual. Sume todos los recursos que le ingresan mensualmente, descuente los pagos en servicios básicos y, de lo que le quede, calcule el porcentaje mencionado.  

No compre   cosas que no necesita. Los asesores en el sistema financiero recomiendan que nunca compre algo de manera inmediata sino que espere 48 horas para saber si lo que le gusta le va a ser de utilidad.

Si usted   está solicitando nuevos créditos para pagar las obligaciones mensuales, encienda las alertas: tiene síntomas de estar con exceso de deudas. Lo recomendable es empezar a recortar los gastos no indispensables y armar presupuestos.

Contrario a lo que parece,   realizar pagos mínimos de sus tarjetas de crédito solo termina aumentando el monto a pagar. Evite siempre realizar este tipo de pagos. Es más, en lo posible, pague más en cada cuota.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (0)