5 de November de 2011 00:02

Los peces pequeños tienen alta demanda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 2

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La sardina es uno de los alimentos más populares que se consume en nuestro país. Viene en latas y son fáciles de encontrar en tiendas, mercados y supermercados. Su precio es módico: hay desde menos de un dólar en envases de 156 gramos (dos porciones).

Hace medio siglo, la industria conservera procesaba los lomos de sardina del sur para la oferta alimenticia. Con la escasez de este recurso, otros pescados llamados peces pelágicos pequeños ocupan su lugar.

Este tipo de peces nutre la actividad extractiva, de desembarques, procesamiento (enlatados y proceso de reducción para harina de pescado) y exportaciones.

En su mayoría son peces de pequeño tamaño que forman grandes cardúmenes.

Negocios Industriales Real SA (Nirsa), por ejemplo, procesa morenillo, botella, pinchagua y picudillo para sus conservas. “La sardina prácticamente ha desaparecido”, manifiesta Santiago Coral, gerente comercial de Nirsa.

En 1981 los desembarques de sardina fueron de 255 102 toneladas en las diferentes caletas pesqueras. Dos décadas después la cifra cayó a 41 097 toneladas, pero ya no aparece desde el 2006.

Los peces pelágicos viven en mar abierto en las capas superficiales, limitando al máximo su contacto con la costa y el fondo. Y son estos, precisamente, uno de los recursos pesqueros de mayor importancia económica y social, indica la bióloga Natalia González, del Programa de Investigación de Pelágicos Pequeños, del Instituto Nacional de Pesca.

Entre las principales especies de este grupo, capturadas por la flota ecuatoriana sardinera y artesanal, están la pinchagua, chuhueco y macarela. Con la disminución de estos recursos, se están dirigiendo los esfuerzos hacia especies no tradicionales o secundarias como carita y chazo.

El jurel es un pelágico pequeño que tiene presencia en las costas ecuatorianas por temporada. Apareció en 1990 y luego emigró. La bióloga González destaca que en el primer trimestre de este año hubo nuevos reportes en Salango, Chanduy y Posorja.

La captura de pinchagua y chuhueco está entre las pesquerías reguladas por la Subsecretaría de Pesca desde el 2001. En el primer caso se prohibió su uso para producir harina de pescado. Y la veda se registra en marzo y septiembre de cada año.

En el caso del chuhueco, la prohibición de pesca y venta rige desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de cada año.

Macarela  (Scomber japonicus). Este pez pequeño  apareció en grandes cantidades  desde 1974, en el mar ecuatoriano. Ocho años después fue  la  principal especie desembarcada, para luego  ocupar el segundo puesto de capturas.

Tiene un   alto  contenido de  purinas, que se transforman en ácido úrico y  no se aconseja  su consumo  en casos de hiperuricemia o gota

La Pinchagua  (Opisthonema spp) es conocida como la sardina ecuatoriana y tiene    alta demanda comercial. En el  2010 se capturaron
35 848,8 toneladas,  que es  la cifra más alta desde 1998.

Es rica en  minerales como fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc y yodo. Además, las sardinas de lata presentan un contenido de calcio muy importante porque se consumen con la espina.

Carita    (Selene peruviana). Es una especie secundaria que se cuela entre las capturas de  los pelágicos pequeños. Su  talla media es de 20 cm. Se distribuye desde Esmeraldas hasta el golfo de Guayaquil.  Es una especie demersal que vive en las aguas

Se consume  en fresco. Es popular entre las comunidades costeras, por su sabor y bajo precio y se lo prepara básicamente frito.

Sardina  redonda (Etrumeus teres).  La presencia de este pez tiende a disminuir en el  mar ecuatoriano.

Posee  casi 10 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne y es muy buena fuente de omega 3, lo que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y  triglicéridos. Aumenta la fluidez de la sangre, lo que hace que disminuya el riesgo de aterosclerosis y trombosis.

Jurel   (Trachurus murphyi). Es una especie secundaria de los pelágicos pequeños. Su captura es esporádica entre la flota cerquera. La talla media es de 55 cm. El último desembarque considerable se hizo a inicios del  año en Salango, Chanduy y Posorja.    

En Ecuador,    el jurel   se  utiliza para elaborar harina de pescado (alimento balanceado para ganado). Tiene  alto  contenido proteico.

Chuhueco  (Cetengraulis mysticetus).Esta especie es  capturada por embarcaciones chinchorreras, sobre todo en la provincia de Guayas (General Villamil Playas) y Esmeraldas.

El chuhueco   es procesado  por la industria de harina de pescado, como alimento para aves, aves ponedoras, cerdos, rumiantes, ganado vacuno, ovino, camarón.

Antecedentes

Se calcula  que la  pesca comercial de pelágicos pequeños se   inició en los   años sesenta. Los  primeros barcos  fueron construidos con casco de madera. Capturaban  pinchaguas.

Tras el colapso de la  pesquería de anchoveta (década  del  setenta) en aguas peruanas, gran parte de embarcaciones con casco de acero y más autonomía fueron adquiridas por empresas ecuatorianas y  despuntó  la capacidad de pesca.


Se desarrolló la  ampliación y mejoras en la infraestructura de las fábricas harineras y conserveras ya existentes.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)