18 de September de 2011 00:01

La industria textil ecuatoriana es de calidad, pero su reto es bajar costos

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 5
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 14

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La industria de la moda ecuatoriana recibe buenas críticas de tiendas departamentales de países vecinos, debido a su calidad. Pero los altos costos de producción hacen que potenciales compradores foráneos piensen dos veces antes de concretar los negocios.

Esta conclusión surgió de Ecuadormoda, evento que congregó a 32 compradores de prendas de vestir, calzado y accesorios fabricados en Ecuador, de los cuales 11 fueron internacionales. La cita se efectuó en el Centro de Convenciones de Guayaquil, entre el miércoles y viernes pasados.

Rafael Luezas, gerente de Producto de Estilos, quinta tienda departamental de mayor exportación en Perú, se reunió con más de 20 proveedores ecuatorianos de prendas de vestir y calzado para damas, caballeros y niños. Estilos tiene 11 tiendas en su país.

“Las presentaciones no son para nada malas, la calidad del producto se ve buena y tiene buena confección”, resumió en una breve evaluación de sus citas. Pero agregó: “El problema es que los precios son más elevados de lo que puedo conseguir en Perú”.

La diferencia llega a superar el 60% en prendas como una camiseta básica de algodón.

Rosario Claux, gerente de Suministros y Comercial de Ripley, cree que es posible trabajar con los productores ecuatorianos para que compradores y vendedores ganen en la negociación. “En las siguientes semanas aún podremos revisar bien el tema de precios y ver si podemos firmar los contratos”, dijo.

Claux es ejecutiva de una empresa que tiene 17 tiendas en Perú, incluida una virtual, más la matriz en Chile. Aseguró haber quedado “fascinada” con la creatividad de la moda ecuatoriana: desde calzado a base de piel de pescado, hasta coloridos y juveniles sombreros de paja toquilla.

Andrea Trujillo, analista de Compras Corporativas de Belcorp, también peruana, explicó que recibió más oferta de prendas femeninas. El problema, dijo, fue que muchos proveedores no estaban en la capacidad de ofrecer el volumen de pedido previsto por Belcorp, que agrupa las firmas L’BEL, Ésika y Cy°Zone. Para esta última es que la empresa buscaba ropa ecuatoriana, para su respectiva venta por catálogo.

Por ejemplo, de una pequeña empresa ecuatoriana le gustó un modelo de blusas, pero la compañía interesada requería al menos 10 000 unidades.

“Pero aún faltan los procesos de envío de muestras, acuerdos de precios y es posible que firmemos contratos”, indicó.

Carlos Jácome visitó una decena de compradores. Para cada cita rodaba su maleta llena de muestras de calzado para damas. Él es gerente de la empresa FragolineShoes, con dos años en Guayaquil. Sandalias bajas y altas, con cierres, cuero sintético, hilos e impresiones forman parte de su portafolio. “He quedado satisfecho, podemos ofrecer hasta 4 000 pares por mes, pero eso puede variar si se concretan las negociaciones”.

Más detalles

Rosario Claux,  gerenta de la cadena Ripley,  destacó la participación del Ministerio de Industrias y Productividad de Ecuador,  para orientar a las pequeñas y medianas empresas para que mejoren su  competitividad.

Dentro de la industria  manufacturera, las prendas de vestir, a excepción de prendas a base de piel, mueven USD 368,2 millones al año, según el INEC.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (6)