Un joven arrojó a su bebé por un barranco para no pa…
CFN cumplirá con pedido de liquidación de Seguros Sucre
Ambiente registra primer avistamiento de ballenas jo…
¿Qué dice la OPS sobre vacunar a niños contra covid-…
Los presos de la Penitenciaría tenían un taller clan…
Aplicación de dosis de AstraZeneca en adultos mayore…
Costa Rica autoriza la vacuna de Johnson y Johnson y…
La nieve cubre la ciudad argentina de Córdoba por pr…

Industria del licor rechaza ley seca y dice que está pagando los platos rotos de ‘irresponsables’ que hacen fiestas

Los ocho cantones de Pichincha insistirán este 24 de julio del 2020 al COE Nacional en la ampliación del toque de queda y la aplicación de la ley seca debido al aumento de casos de covid-19. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Los ocho cantones de Pichincha insistirán este 24 de julio del 2020 al COE Nacional en la ampliación del toque de queda y la aplicación de la ley seca debido al aumento de casos de covid-19. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

La ley seca regirá en 18 provincias del país durante los próximos 15 días, hasta el 13 de agosto del 2020. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Industriales e importadores de licor rechazaron este miércoles, 29 de julio del 2020, la decisión del COE Nacional de prohibir la venta de licor en 18 provincias.

Nixon Vergara, presidente de la Asociación de Industriales Licoreros del Ecuador (Adile), que agrupa a ocho empresas que representan el 60% del sector, señaló que la medida solo beneficiará al mercado de licor artesanal informal y el contrabando.

“No estamos de acuerdo con esta medida en lo absoluto. Lo que deben hacer las autoridades es controlar que no se den reuniones sociales y hacer campañas de educación”, dijo.

Vergara señaló que la medida golpeará a la industria local que reporta caída de ventas debido al confinamiento.

“En julio existe una recuperación (de ventas), pero no se compara con los meses iniciales”, indicó al señalar que las empresas están haciendo esfuerzos para mantener empleos, pese a los problemas de liquidez que afrontan.

“Nos siguen castigando como segmento económico. No nos parece que por un grupo de irresponsables y de personas que se reúnen sin considerar medidas de seguridad o que siguen haciendo fiestas se le culpe a un sector”, indicó.

Felipe Cordovez, representante de la Asociación de Importadores de Licores del Ecuador, dijo que la situación de la industria es complicada por el cierre o quiebra de actividades del turismo, como restaurantes, bares o discotecas. “Muchas de esas empresas no nos compran o no nos pagan lo que nos deben”, comentó.

El directivo dijo que, si bien el sector es consciente de que la ley seca es una medida que apunta a la salud pública, no cree que se vayan a frenar las fiestas o reuniones, sino que es una puerta para el consumo de licor informal.