16 de January de 2012 00:02

El Banco de Guayaquil y Claro son aliados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Guillermo Maldonado, gerente de Marketing de Claro en Ecuador, analizó el desarrollo de la banca móvil en el país.

En una entrevista realizada por el Semanario Líderes, Maldonado señaló que Claro desarrolló este proyecto desde hace seis años. Para ello realizó una alianza con el Banco de Guayaquil (BG), para que los usuarios de esa entidad accedan a todos los servicios bancarios desde su teléfono celular.

Para el ejecutivo, este mecanismo no necesita de un teléfono inteligente con Internet, pues se aplica para todos los celulares de la operadora que cuentan con el SIM Card (chip del teléfono). “Allí está la opción de banca móvil, pero en ese momento no se ofrecía el servicio. Hoy, el acceso a la banca móvil está disponible para el 90% de nuestros clientes. El restante 10% no ha cambiado su chip en más de seis años”.

Para lograrlo, la operadora invirtió en una plataforma de seguridad. Se colocaron cerca de 10 millones de SIM Cards durante cinco años. “Esto es el 90% de la base de clientes, de cerca de 11 millones de usuarios, cobertura, tecnología”.

Con esta tecnología, el usuario está en contacto permanente con el banco y no tiene la necesidad de ir a una agencia para hacer su transacción. Esto también libera al banco de la presión de los clientes en sus oficinas.

En el primer paso, al ingresar a la banca móvil, el banco pide que se registre la cuenta y solicita datos personales por seguridad. Luego, la entidad otorga una clave nueva, solo para banca móvil. Así, cada vez que se ingresa al sistema se solicita esa clave, que será universal para los servicios de la Banca Móvil. La clave no se graba en el teléfono.

Una vez que el usuario tiene la clave, el tiempo en que se realizan las transacciones oscila entre 8 y 10 segundos.

Maldonado explicó que la diferencia entre banca móvil y billetera móvil es que la primera es solo para clientes del banco, ya que el usuario debe tener una cuenta de ahorros, corriente o tarjeta de crédito. En cambio, en el caso de la billetera móvil no se exige cuenta. Lo que ocurre es que la línea celular se transforma en una billetera electrónica, es decir, el número celular se convierte en la cuenta. Para ello se necesita una cuenta virtual.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)