Gerente de BanEcuador fue retenido en Morona Santiago
Asambleísta de Pachakutik Mario Ruiz: Solo el diálog…
Fuerza mayor en exportación de crudo Oriente por el paro
Terminales de Guayaquil pierden 50% de viajeros por el paro
Federación Médica presentará denuncia por obstaculiz…
Gobierno desconoce a Virgilio Saquicela como mediado…
UPC de Calderón queda destruida tras enfrentamiento violento
Exdirigentes de la Conaie llaman ‘a parar la v…

Presunto autor del atentado de NYC se declara no culpable

Sayfullo Saipof, de 29 años, fue imputado por cargos de terrorismo tras el atentado de Nueva York. Foto: AFP.

Sayfullo Saipof, de 29 años, fue imputado por cargos de terrorismo tras el atentado de Nueva York. Foto: AFP.

Sayfullo Saipof, de 29 años, fue imputado por cargos de terrorismo tras el atentado de Nueva York. Foto: AFP.

El presunto autor del atentado que dejó ocho muertos, cinco de ellos argentinos, en Nueva York a finales de octubre se declaró este martes 28 de noviembre de 2017 no culpable de homicidio y otros cargos.

Sayfullo Saipov presuntamente conducía el vehículo que el 31 de octubre embistió a ciclistas y peatones por el sur de Manhattan, y que luego se estrelló contra un autobús escolar.

De los ocho fallecidos, cinco pertenecían a un grupo de amigos argentinos que viajaron a Nueva York para celebrar el 30 aniversario de su graduación escolar. Otras 12 personas resultaron heridas.

Saipov, de 29 años y originario de Uzbekistán, compareció ante el juez del distrito Vernon Broderick, vistiendo un uniforme carcelario azul y con los pies encadenados.

Después del ataque dijo haber actuado en nombre del grupo yihadista Estado Islámico (EI), pero durante la vista su abogado David Patton habló en su lugar.

Se enfrenta a 22 cargos, entre ellos homicidio y suministro de material y recursos a una organización terrorista extranjera.

Saipov parecía haberse recuperado del disparo en el abdomen que le infligió el agente que le arrestó.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió la pena capital, pero el estado de Nueva York abolió la pena de muerte.

Este ataque es el más sangriento que ha sufrido la ciudad desde el 11 de septiembre de 2001.