Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…
Quito revisa posibles medidas ante caso sospechoso d…
Ordenanza para prohibir el porte de armas blancas pa…
Reportan que Pólit se habría declarado inocente en EE.UU.
Este es el nuevo banco de preguntas para obtener la …
Policía de Texas admite que fue un error no entrar a…
Acnur alerta sobre la ola de peligrosas travesías de…
Juzgado acepta medida cautelar y frena proceso de de…

Rusia, en alerta ante la llegada con fuerza de Ómicron y alza de casos

En las 85 regiones de Rusia se han registrado 27 179 nuevos casos de covid-19, 3 359 más que el 15 de enero del 2022. Foto: EFE

Rusia está en alerta por Ómicron, que ha llegado con retraso pero con fuerza al país, donde se han duplicado los casos de esta variante del coronavirus y donde las autoridades sanitarias temen entre 100 000 y 200 000 contagios diarios en las próximas semanas.

El impacto de Ómicrom ya es visible en las estadísticas: en la última jornada en las 85 regiones de Rusia se han registrado 27 179 nuevos casos de covid-19, 3 359 más que el día anterior.

Se trata de la cifra más elevada desde el pasado 19 de diciembre, tras casi un mes de constante bajada de la incidencia.

De acuerdo con el Gobierno, en solo cinco días la incidencia ha aumentado más de un 20% en todo el país.

Las autoridades rusas ya habían advertido que después de las fiestas de Año Nuevo, que en Rusia acabaron el pasado día 10, el número de casos aumentaría debido a la llegada de la nueva variante del coronavirus. Los primeros dos casos de Ómicron fueron detectados el 6 de diciembre.

Se duplican los casos de Ómicron en Rusia

En todo el país, desde el 10 de enero el número de infecciones por Ómicrom, “en solo tres días, se ha multiplicado por 2,6 en Rusia y por 2,3 en Moscú”, señaló el 14 de enero del 2022 la viceprimera ministra rusa Tatiana Gólikova, encargada en el Gobierno de la lucha contra la pandemia.

Cifró en 783 el número de casos de la nueva variante detectados en Rusia hasta el momento, aunque el Gobierno no actualiza todos los días las cifras y a la vista de los datos sobre el impacto de la variante en la capital, la incidencia en todo el país debe de ser mucho mayor.

Y es que solo en la capital, foco de la pandemia en Rusia, se han registrado desde el pasado 20 de diciembre 729 casos de Ómicrom, según reveló la Alcaldía de Moscú.

El 41,7% de todos los análisis realizados entre el 6 y el 9 de enero arrojaron un resultado positivo de la variante en la capital.

Según el alcalde, Serguéi Sobianin, “por desgracia, observamos que ómicron empieza a dominar entre los pacientes con coronavirus”.

En la capital se han notificado en la última jornada 6 555 nuevas infecciones, la cifra más alta desde el pasado 6 de noviembre.

También San Petersburgo y la región de Moscú, que junto a la capital suelen lidera las estadísticas oficiales de nuevos contagios en Rusia, han observado números no vistos desde el 12 y 15 de noviembre, respectivamente.

Dos semanas para prepararse

“Vemos lo que está pasando en el mundo. Esto me dice que tenemos solo un par de semanas para prepararnos” para la nueva ola del coronavirus, señaló el miércoles el presidente ruso, Vladímir Putin.

El profesor de virología y jefe investigador del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Anatoli Altstein, vaticinó el 12 de enero que habrá entre 100 000 y 200 000 casos diarios de coronavirus en el país si la variante Ómicron se convierte en la dominante.

De momento las autoridades rusas no han introducido nuevas medidas restrictivas para hacer frente a la nueva ola.

Los planes del Gobierno de implantar un pasaporte covid o código QR para los vacunados o recuperados de la enfermedad en el transporte público fallaron y las autoridades retiraron el proyecto el 13 de diciembre ante la resistencia ciudadana.

La Duma o Cámara Baja sí aprobó en primera lectura un sistema similar para acceder a los lugares públicos a partir del 1 de febrero, pero el viernes el Gobierno decidió posponer su tramitación para adaptar el proyecto de ley a “los nuevos retos derivados de la variante ómicron”.

Mientras, las autoridades siguen intentando elevar las tasas de vacunación entre los rusos, muchos de ellos reticentes a inocularse.

En el país que fue pionero a la hora de registrar una vacuna anticovid, un total de 76 520 849 personas han recibido la pauta completa, lo que representa solo el 63,7% del 80% de inmunidad colectiva a la que aspiran las autoridades.

Según Gólikova, solo cuatro regiones rusas han alcanzado una inmunidad colectiva superior al 80% hasta ahora, entre ellas la ciudad de San Petersburgo.