Casi la mitad de los latinos y afroamericanos en EE.…
Guillermo Lasso notificó a la Asamblea que viajará a…
En Sao Paulo, estado más poblado de Brasil, circulan…
Veeduría Ciudadana cree que se acomodaron cifras par…
Un hombre murió en el interior de un articulado del Trolebús
En Carchi coordinan acciones para atender a los migr…
Hombre, descontento con su vida, comete asesinato al…
Un terremoto de magnitud 6.1 activa la alerta de tsu…

Presidente argentino lamenta muerte de Menem y decreta tres días de duelo

El presidnte de Argentina Alberto Fernández frente al exmandatario Carlos Menem, quien falleció este 14 de febrero del 2021.

El presidnte de Argentina Alberto Fernández frente al exmandatario Carlos Menem, quien falleció este 14 de febrero del 2021.

El presidnte de Argentina Alberto Fernández frente al exmandatario Carlos Menem, quien falleció este 14 de febrero del 2021. Foto: Cuenta de Twitter Alberto Fernández

El presidente argentino, Alberto Fernández, expresó su “profundo pesar” y decretó tres días de duelo por el fallecimiento del expresidente Carlos Menem (1989-1999) a sus 90 años, ocurrido este domingo.

“Con profundo pesar supe de la muerte de Carlos Saúl Menem“, publicó hoy Fernández en su cuenta de Twitter.

“Siempre elegido en democracia, fue gobernador de La Rioja, Presidente de la Nación y Senador Nacional. En dictadura fue perseguido y encarcelado”, señaló.

“Vaya todo mi cariño a Zulema, a Zulemita y a todos los que hoy lo lloran”, cerró, en referencia a la exmujer y a la hija del fallecido político, respectivamente.

En tanto, un comunicado oficial informó que Fernández decretó tres días de duelo nacional a partir de hoy con motivo de la muerte de quien dos veces fue elegido presidente de la nación.

Menem falleció este domingo a los 90 años, según confirmaron fuentes del Sanatorio Los Arcos de la ciudad de Buenos Aires, donde se encontraba internado desde el 15 de diciembre pasado.

Abogado de profesión, Menem fue presidente en dos mandatos consecutivos, de 1989 a 1999, tras haber sido gobernador de La Rioja, su provincia natal, entre 1973 y 1976 -año en que fue detenido tras el golpe de Estado que derivó en la última dictadura (1976-1983)- y de nuevo desde 1983 hasta que inició su campaña presidencial para los comicios de 1989, que acabó ganando.

Su gestión como jefe de Estado estuvo marcada por la transformación en la economía, con una gran apertura comercial y un intenso proceso de privatizaciones de empresas públicas, pero también por las acusaciones de corrupción, que ha debido enfrentar en los tribunales en los últimos años, al tiempo que ejerce como senador, cargo que ostentaba desde 2005.