El exalcalde Jaime Nebot se excusa de asistir a la s…
Turismo sostenible de ballenas
El profesional de la construcción José Crespo Toral …
La campaña ‘Usa la mascarilla por ti y por los tuyos…
Autoridades, familiares y amigos asisten al velatori…
Gobierno anuncia que entre el 2 y 31 de agosto de 20…
Lluvias continuarán en el callejón Interandino y Ama…
Quito: Locales comerciales del norte con poca gente;…

ONG denuncia la existencia de al menos dos fosas comunes en Nicaragua

Las manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua continúan. Foto: EFE

Las manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua continúan. Foto: EFE

Las manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua continúan. Foto: EFE

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) denunció hoy la existencia de al menos dos fosas comunes en el departamento de Carazo (costa pacífica) en las que simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega han ocultado cadáveres de ciudadanos asesinados durante las protestas contra el mandatario.

En un informe leído en una rueda de prensa por el secretario general de la ANPDH, Álvaro Leiva, la asociación detalló que han tenido conocimiento de esas dos fosas gracias a “la denuncia de la ciudadanía de Carazo”, ubicado en la zona central del Pacífico nicaragüense.

Posteriormente y al ser preguntado sobre el caso, Leiva especificó que las dos fosas se encuentran junto a los estadios de Jinotepe, cabecera departamental, y de Diriamba, donde se ha producido una fuerte represión desde el pasado domingo contra los manifestantes opositores.

Según detalló el secretario de la ANPDH, esas dos ciudades “estuvieron fuertemente bajo ataque” y en este momento están en un “proceso de investigación y monitoreo” en el que tienen “grandes limitaciones“.

En total, 351 manifestantes han fallecido en las manifestaciones contra el Gobierno que comenzaron el pasado 18 de abril que exigen la renuncia del presidente Ortega, según la ANPDH.

Las protestas comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia de Ortega, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.