Incidencia y hospitalizaciones por covid-19 disparan…
El crimen por el que se estrenaría la cadena perpetu…
Un profesor y sus estudiantes presentaron ‘la …
René Paredes es el nuevo director de la AMT en la ad…
Constituyentes chilenos disfrazados; un dinosaurio y…
Vuelve a cerrar la polémica escultura neoyorquina Ve…
Alcaldes de la provincia de El Oro piden al Gobierno…
Las playas de Manabí esperan por los turistas con me…

Explosión de gas de Madrid dejó cuatro fallecidos

Un sacerdote que se encontraba junto a un feligrés que revisaba la caldera que causó la explosión del 20 de enero del 2021 en Madrid se convirtió en la cuarta víctima mortal del suceso. Foto: EFE.

Un sacerdote que se encontraba junto a un feligrés que revisaba la caldera que causó la explosión del 20 de enero del 2021 en Madrid se convirtió en la cuarta víctima mortal del suceso. Foto: EFE.

Un sacerdote que se encontraba junto a un feligrés que revisaba la caldera que causó la explosión del 20 de enero del 2021 en Madrid se convirtió en la cuarta víctima mortal del suceso. Foto: EFE.

Un sacerdote fallecido este jueves 21 de enero del 2021 en un hospital es la cuarta víctima mortal de la fuerte explosión de gas que dañó gravemente el miércoles 20 de enero un edificio del centro de Madrid y causó también una decena de heridos, informaron fuentes sanitarias.

El estallido se produjo durante la revisión de una caldera y destruyó la mayor parte del inmueble, el centro parroquial de la iglesia de La Paloma, en la calle de Toledo.

Uno de los cuatro hombres fallecidos es un feligrés que revisaba la caldera, pues llevaba un tiempo que funcionaba mal. Junto a él se encontraba el sacerdote muerto, que había sido hospitalizado tras haber sufrido quemaduras graves.

Según informó el servicio de emergencias de Madrid, un equipo de bomberos permaneció toda la noche pasada en el lugar del siniestro de forma preventiva hasta que hoy se reanuden las labores de desescombro.

El portavoz de Bomberos de Madrid, Carlos Hernando, explicó que los elementos estructurales inestables del edificio se concentran en las últimas plantas.

La explosión, descrita como “brutal” por los testigos presenciales, causó el derrumbe de parte del edificio y afectó al menos a cuatro plantas del centro parroquial.

A causa del siniestro fueron evacuados varios inmuebles colindantes, entre ellos un colegio y un centro geriátrico con 56 residentes.