El Centro de Desarrollo Comunitario de Llano Chico e…
El número de presos asesinados en Guayaquil asciende…
Policía evacuó a seis cocineros de la Penitenciaría …
Municipio de Quito recibió más ingresos este 2021
24 presos asesinados en una nueva masacre en la cárc…
Juez de EE.UU. avala que el expresidente Alejandro T…
Cámara capta el momento en el que un vehículo ‘…
Prisión para contadora por desviar USD 2,8 millones …

Iglesia chilena rechaza ley que la obliga a revelar secreto de confesión

La ley, que debe ser debatida en el Senado para su posterior promulgación, provocó un nuevo remezón en la iglesia chilena

La ley, que debe ser debatida en el Senado para su posterior promulgación, provocó un nuevo remezón en la iglesia chilena

Imagen referencial. La ley, que debe ser debatida en el Senado para su posterior promulgación, provocó un nuevo remezón en la iglesia chilena. Foto: Archivo EL COMERCIO

Jerarcas de la iglesia chilena rechazaron una ley que obliga a sacerdotes a revelar el secreto de confesión en casos de abusos sexuales a menores, y que fue aprobada la semana en la Cámara de Diputados, indicó este lunes 29 de abril del 2019 un comunicado del clero.

La ley, que debe ser debatida en el Senado para su posterior promulgación, provocó un nuevo remezón en la iglesia chilena ya golpeada por más de un centenar de denuncias de abusos sexuales a menores y su encubrimiento en contra de sacerdotes y obispos.

El secreto de confesión “es un sacramento, un acto sagrado, mediante el cual una persona se reconcilia con Dios, por eso es muy fundamental resguardar las condiciones para que esto se produzca”, manifestó el obispo Fernando Ramos, secretario general de la Conferencia episcopal, en el comunicado de la iglesia.

Sus declaraciones se produjeron tras concluir la primera jornada de la 118ª asamblea plenaria de obispos que se realiza en Punta de Tralca, localidad ubicada a 107 km al oeste de Santiago.

Por su parte, el obispo Celestino Aós, administrador apostólico de Santiago, aseveró el domingo que el secreto de confesión es “inviolable” y “no tiene ningún modo de transarse con ninguna autoridad humana”.

“Nadie puede obligar a un sacerdote a quebrantar el secreto de confesión”, agregó Aós.

La nueva norma también obliga a los sacerdotes a denunciar delitos cometidos sobre “personas que por su condición física o mental no se encuentren en condiciones de ejercitar por sí mismas sus derechos”.

La iniciativa extiende también la responsabilidad “a directivos de asociaciones, fundaciones o agrupaciones de carácter cultural, juvenil, educativo, deportivo o de otra índole” .

En caso de no realizar la denuncia, se establece que “se aplicarán las penas que la legislación penal contempla”.

La justicia chilena investiga 158 casos de abusos sexuales que involucran a 219 miembros de la Iglesia y que dejaron presuntamente 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad en el momento de los hechos.

La iglesia chilena fue condenada en marzo pasado a pagar USD 450 000 de indemnización a tres víctimas de abusos sexuales perpetrados por el exsacerdote Fernando Karadima, protagonista del caso que sacó a la luz la cultura de abusos del clero denunciada por el papa Francisco.

Suplementos digitales