6 de October de 2011 11:56

La guerra del narco también se libra en las redes sociales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La guerra del narcotráfico en México no solo se libra en las calles, sino también en el mundo virtual. La Red se convirtió en un vehículo de difusión para las "hazañas" del crimen organizado, que acostumbra colgar en sitios como YouTube algunas de las carnicerías que lo hicieron tristemente famoso: torturas, asesinatos, decapitaciones...

Amordazados los medios de comunicación tradicionales por el temor a las represalias de la delincuencia a gran escala, Internet también se ha convertido en un canal de denuncia, a través de blogs y páginas web. Además, las redes sociales son hoy un sistema de prevención y alerta ciudadana ante enfrentamientos armados, falsos retenes y otras amenazas.

Pese a ocultar su identidad tras el seudónimo de 'La Nena de Nuevo Laredo', a María Elizabeth Macías le costaron la vida sus señalamientos contra el narcotráfico desde la página Nuevo Laredo en Vivo. Macías, de 39 años, trabajaba en el diario Primera Hora de esta localidad del estado de Tamaulipas, fronteriza con Estados Unidos.

Su cadáver, descuartizado, apareció la semana pasada en el monumento a Cristóbal Colón; su cabeza fue colocada en un macetero junto al teclado y el mouse de su computadora. "Ok Nuevo Laredo en vivo y redes sociales. Yo soy la nena de Laredo y aquí estoy por mis reportes y los suyos? Para los que no quieren creer, esto me pasó por mis acciones, por confiar en Sedena [Secretaría de Defensa] y Marina? Gracias por su atención? ZZZZ", decía un cartel colocado junto a su cuerpo. El cartel de Los Zetas, que se disputa la plaza con sus rivales del Golfo, estaría detrás de este macabro asesinato.

No es el primer crimen ni la primera advertencia que sufren los ciudadanos tamaulipecos que han osado desafiar a las mafias. El 13 de septiembre pasado, los cuerpos de un hombre y una mujer fueron colgados de un puente en Nuevo Laredo con sendas advertencias a los colaboradores de Al Rojo Vivo y El Blog del Narco, dos sitios dedicados a informar sobre las actividades de los criminales: "Esto les va a pasar a todos los relajes [twitteros] del Internet, pónganse vergas [despabilen], ya los traigo en corto. Atte: Z".

"El mensaje es una clara amenaza -denunció Amnistía Internacional-. Estos tres homicidios parecen representar una alarmante estrategia para intimidar a los usuarios de las redes sociales para que dejen de comunicar información relacionada con la violencia".

Pero los internautas no sólo deben cuidarse de las venganzas del hampa. También los poderes públicos han puesto su mira en los usuarios de las redes sociales.

Así, el Congreso de Veracruz aprobó días atrás una reforma al Código Penal que tipifica el delito de perturbación del orden público, el cual contempla penas de entre uno y cuatro años de prisión. Los estados de Hidalgo y Durango estudian aplicar medidas similares.

Esta reforma, impulsada por el gobernador veracruzano, Javier Duarte, responde al encarcelamiento, a fines de agosto, de dos usuarios de Twitter por presuntos delitos de terrorismo equiparado y sabotaje, después de haber difundido información falsa sobre ataques contra centros escolares en la capital. La presión de las redes sociales y de organismos internacionales de derechos humanos impidió que la pareja enfrentara condenas de hasta 30 años de cárcel.

También la Red ha servido de escenario para la presentación de un supuesto grupo armado que "haría justicia" a los sicarios de los carteles. Una semana después de que unos enmascarados arrojaran sobre la vía pública 35 cadáveres en Boca del Río (Veracruz) y las autoridades fueran alertadas, precisamente, a través de Twitter, un video subido ayer a YouTube adjudicaba la matanza a un grupo llamado Los Mata-Zetas.

En la grabación aparecen cinco individuos encapuchados y vestidos de negro, mientras una persona lee un comunicado en nombre de estos supuestos "guerreros anónimos", quienes aseguran apoyar al Gobierno, al Ejército y a la Marina.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)