Vacaciones entre pasado y presente, Buenos Aires a p…
El ECU 911 registró un 12% menos de emergencias que …
La reactivación comenzó en el centro de Quito
El liderazgo de Leonidas Iza se perfila por dos esce…
‘Couriers’ aceleran su labor para igualarse con retr…
Mujeres guayaquileñas diseñan su futuro con cada puntada
Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito

Corte Suprema de Birmania rechaza apelación de periodistas de Reuters encarcelados

Wa Lone, de 33 años, y Kyaw Soe Oo, de 29, que no estaban presentes en la audiencia, están acusados de haber infringido la ley sobre secretos de Estado, que data de la época colonial.

Wa Lone, de 33 años, y Kyaw Soe Oo, de 29, que no estaban presentes en la audiencia, están acusados de haber infringido la ley sobre secretos de Estado, que data de la época colonial.

Wa Lone (der.), de 33 años, y Kyaw Soe Oo (izq.), de 29, que no estaban presentes en la audiencia, están acusados de haber infringido la ley sobre secretos de Estado, que data de la época colonial. Foto: AFP

La Corte Suprema de Birmania rechazó este martes 22 de abril de 2019 la apelación de los dos periodistas de la agencia Reuters contra su condena a siete años de cárcel por cargos relacionados con su investigación durante la crisis de los rohinyás, confirmó un abogado de la defensa.

“Se rechazó nuestra apelación”, dijo a la AFP Khin Maung Zaw, uno de los abogados de los reporteros. “Mantuvieron el fallo de la instancia inferior”.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo no cometieron ningún crimen, y nada prueba que lo hayan cometido”, destacó por su parte uno de los abogados de Reuters en un comunicado.

Wa Lone, de 33 años, y Kyaw Soe Oo, de 29, que no estaban presentes en la audiencia, están acusados de haber infringido la ley sobre secretos de Estado, que data de la época colonial.

Están acusados de haberse hecho con documentos clasificados relativos a las operaciones de las fuerzas birmanas de seguridad en el estado de Rakáin, en el noroeste de Birmania y escenario de los abusos contra la minoría musulmana rohinyá.

En el momento de su detención, en diciembre de 2017, investigaban una masacre de rohinyás en Inn Din, una localidad del norte del estado de Rakáin.

Desde entonces, el ejército reconoció que en septiembre de 2017 se produjeron atropellos y siete militares fueron condenados a 10 años de prisión.

Los dos periodistas defendieron siempre que fueron engañados.

Uno de los policías que declaró en este caso reconoció que el encuentro en el que se les entregaron los documentos clasificados fue una “trampa” para impedirles continuar con su trabajo.

Defensores de los derechos humanos instaron a la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, líder de facto del gobierno birmano, a que empleara su influencia para que los dos periodistas recibieran una gracia presidencial.

Pero de momento se negó a intervenir, lo que motivó la ira de la comunidad internacional. La investigación de los dos periodistas recibió el premio Pulitzer, la mayor recompensa en periodismo en Estados Unidos.