Se abre debate en Alemania sobre restricciones para …
César Monge, director de Creo y exministro de Gobier…
El combate de Jambelí dejó una huella en los familia…
Dispositivo de conducción ósea ayuda a oír a pequeño…
Los altibajos de 25 alcaldes trazaron el rumbo de Quito
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de julio del 2021
Guayaquil celebra 486 años de Fundación con actos cí…
Vicepresidente Alfredo Borrero: ‘Con vacunas u…

Hombre armado mata a más de 10 personas en Canadá

Personal de la Real Policía Montada de Canadá bloquean una vía durante el seguimiento de un hombre que disparó varias veces en Portapique, Foto: REUTERS

Personal de la Real Policía Montada de Canadá bloquean una vía durante el seguimiento de un hombre que disparó varias veces en Portapique, Foto: REUTERS

Personal de la Real Policía Montada de Canadá bloquean una vía durante el seguimiento de un hombre que disparó varias veces en Portapique, Foto: REUTERS

Un hombre armado en la provincia canadiense de Nueva Escocia mató a más de 10 personas, incluido al menos a un oficial de policía, durante disturbios que se prolongaron por 12 horas, dieron a conocer el domingo 19 de abril de 2020 las autoridades.

La policía dijo a periodistas que Gabriel Wortman, de 51 años, disparó a personas en varios lugares de la provincia y que todavía estaban tratando de establecer un número de víctimas.

Agregaron que Wortman había muerto, así lo confirmó un informe del canal de televisión CTV de la Real Policía Montada de Canadá en el que se detalló que se había matado a tiros al atacante.

Los ataques ocurrieron en la tarde del sábado 18 de abril de 2020 en la pequeña ciudad costera atlántica de Portapique, a unos 130 kilómetros al norte de la capital provincial, Halifax.

La masacre parecía ser el peor acto de muertes en masa en Canadá desde que un hombre armado mató a 15 mujeres en Montreal en diciembre de 1989.

“Este es uno de los actos de violencia más sin sentido en la historia de nuestra provincia”, dijo a periodistas el primer ministro de Nueva Escocia, Stephen McNeil, sin dar detalles.

Mientras, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, hablando con periodistas en Ottawa, lamentó lo que se declaró “una situación terrible”.

Los tiroteos masivos son relativamente raros en Canadá, que tiene leyes de control de armas más estrictas que Estados Unidos.