26 de febrero de 2019 19:02

Lenín Moreno niega offshore y bienes en el extranjero: 'Tendrán que sustentar sus aseveraciones en el campo judicial'

El presidente Lenín Moreno se refirió este 26 de febrero del 2019 en un mensaje presidencial a las denuncias en contra de su familia. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El presidente Lenín Moreno se refirió este 26 de febrero del 2019 en un mensaje presidencial a las denuncias en contra de su familia. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 137
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 27
Redacción Elcomercio.com

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se refirió a los "rumores sobre mi persona, mis hijas, mis supuestos bienes...", tras las denuncias de supuestas empresas offshore, cuentas y negocios en el exterior. En un mensaje emitido la noche este martes 26 de febrero del 2019, el Primer Mandatario aseveró que quienes lo acusen "tendrán que sustentar sus actuaciones y aseveraciones en el campo judicial y no seguir con la vocinglería en redes y medios de comunicación". 

"No olvidemos la turbia trama de Odebrecht, los pati videos, la narcovalija o al ministro come cheques, y las coimas consideradas como acuerdos entre privados", dijo Moreno. "No tengo ni he tenido departamentos fuera del país, porque no está en mis planes fugar (...). No necesito un ático en Europa para ser feliz", dijo, en alusión al expresidente Rafael Correa.

"Todo esto está organizado premeditadamente dentro de una estrategia de desestabilización del país, maquinada por un presidente prófugo causante de la mayor debacle moral, económica y social que haya vivido Ecuador", apuntó Moreno y acusó al "enlodado" de querer "arrastrar a todos y a todo". Atribuyó estas acusaciones a su lucha contra la corrupción y al contexto de la campaña electoral para los comicios seccionales del 24 de marzo próximo.

A continuación la transcripción del mensaje presidencial de este 26 de febrero del 2019. 

Mensaje presidencial
Quito, febrero 26 / 2019

"Queridos compatriotas:

En estos días circulan rumores sobre mi persona, mis hijas, mis bienes…
Por respeto a ustedes, aclaro algunos temas:

Soy Lenín Moreno y esta es mi declaración juramentada: estas son mis cuentas bancarias y este es mi certificado de no tener cuentas offshore.

No tengo ni he tenido departamentos fuera del país. Porque no está en mis planes fugar. Aquí está mi familia, mis nietos...

Cuando termine la Presidencia, me quedaré aquí. Los miraré a todos a la cara, y seguiré recibiendo sus abrazos, su cariño, y también -por qué no- sus críticas.

Mi mayor aspiración es llevar a mis nietos a mirar el río Napo, desde una media agua que tengo en la Amazonía.

No necesito un ático en Europa para ser feliz.

No tengo acciones en las empresas o participación en negocios de mis hermanos.

Mucho menos de mis amigos o conocidos. No mezclo los asuntos personales con los asuntos del Estado.

No tengo cuentas, ni empresas, offshore.

Como cualquier diplomático tiene en el país en el que reside temporalmente, tuve cuentas bancarias en Suiza, mientras me desempeñé como enviado especial de las Naciones Unidas sobre discapacidad y accesibilidad.

Una vez acabada mi misión, las cerré reglamentariamente y entregué mi informe contable, tanto a Cancillería, como al Dr. Ban Ki-Moon, Secretario General de Naciones Unidas.

Mis informes anuales se aprobaron sin observaciones y, en el caso internacional, con felicitación. 

Ustedes lo saben. Conciudadanos:

Todo esto está organizado premeditadamente, dentro de una estrategia de desestabilización del país, maquinada por un ex presidente prófugo, causante de la mayor debacle moral, económica y social que haya vivido Ecuador.

Es paradójico. Él sí tiene un departamento en Europa, hermanos que tuvieron negocios con el Estado, acusaciones de secuestro y acoso, de tráfico de influencias. Actualmente el prófugo enfrenta más de 500 denuncias de corrupción y despilfarro.

No olvidemos la turbia trama de Odebrecht, los pati videos, la narcovalija, o al ministro come cheques, y las coimas consideradas como “acuerdos entre privados”.

Es decir, el enlodado queriendo arrastrar a todos y a todo al lodo.

No me han amedrentado ni lo van a lograr.

Ya no pueden engañar a la gente honesta de mi patria.

Tiemblan ante mi lucha exitosa contra la corrupción. En su amargura y su egoísmo, les duele un país en paz. Un país libre, sin miedos.

Tanto él, como los que se presten para hacerle el juego, tendrán que sustentar sus actuaciones y aseveraciones, en el campo judicial, y no seguir con la vocinglería en redes y medios de comunicación.

Son datos y garabatos hechos para el escándalo, hechos para el engaño.

Las personas que crean tener algún elemento acusatorio o probatorio, deben presentarlo, en forma sustentada, ante las autoridades pertinentes.

Que todas las autoridades, que tengan competencia para actuar en este tipo de asuntos, lo hagan.

Todo esto, todo esto entiendo es porque se acercan las elecciones.

Todo esto es obra de aquellos a los que las investigaciones están cercando cada vez más. Y con la comisión internacional más todavía. Porque saben que se les viene la noche.

O será que, como decía mi madre, “mientras más cerca estamos de la verdad, más nerviosos se ponen los culpables”.

Queridos compatriotas: el rumor es igual a la mentira.

Nadie, absolutamente nadie, gana con ellos. Excepto los que ya hace rato vendieron su conciencia.

Ustedes ya me conocen y han visto cómo actúo.

Procuro siempre la paz y la armonía.

Mi único enfrentamiento es con la mentira, con la corrupción y con la pobreza.

Heredé de mis padres, que fueron maestros, mi buen nombre.

Esa es la herencia más valiosa que voy a dejar a mis hijas y a mis nietos. 

Ustedes saben a qué me refiero. Ustedes comparten este valor. Porque así, así somos los ecuatorianos. 

Buenas noches".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (492)