30 de September de 2009 00:00

Dos minicentrales eléctricas pasaron a manos del Estado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios y Manta 
negocios@elcomercio.com

Las represas La Esperanza y Poza Honda, ubicadas en  Manabí y  operadas desde  2005 por la empresa   Manageneración, del grupo La Fabril, fueron revertidas al Estado.
 
La decisión también afecta a dos centrales eléctricas   construidas por Manageneración al pie de estas represas y que  aprovechan el agua de los embalses.

El mandatario Rafael Correa firmó ayer un Decreto  en Manabí   para que la Secretaría Nacional del Agua  asuma  el control de los embalses y las centrales.
Según el titular de este organismo, Jorge Jurado,  el contrato con  la empresa Manageneración era   lesivo para el Estado.
 
“En ese contrato se cedió la inversión que realizó el Estado por USD 550 millones, que fue lo que costó construir  el embalse de Poza Honda, la Esperanza y el Trasvase Daule Peripa, con el único fin de poder construir una  central hidroeléctrica para su propio consumo (La Fabril)”.

Jurado acota que los embalses fueron construidos para riego y consumo humano, pero la empresa llegó a   taponar  el desfogue de uno de los  embalses para desviar el agua hacia la planta de generación.
 
“Eso ocasionaba riesgos para la población, pues si hubiera fuertes lluvias y la represa se llena  no se podría controlar la salida  de agua”, comentó Javier Valencia, principal autoridad del agua en  Manabí.

El Gobierno cuestionó también que  el Fisco tenga que pagar los excedentes de energía que Manageneración entregaba al sistema eléctrico nacional, pese a que la empresa genera energía con un embalse construido por el Estado.
 
“Un negocio redondo para la empresa, pero para el Estado no quedaba nada”, acotó Jurado.

Fabril no se pronunció. Pero trascendió  que habría acercamientos de la firma  con el Gobierno para lograr que se reconozca su  inversión.
 
Según la firma, sus costos serían de  USD 18 millones. A ello se sumarían USD 6 millones por  mantenimiento de los embalses  desde  2005.

Pero Jurado dice que el tema pasará por un análisis técnico y jurídico que definirá, primero,  si se reconocen estos valores.

Tras el Decreto, el   Gobierno prevé invertir  USD 4 millones en los embalses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)