14 de September de 2009 00:00

De la mano de Méndez y Mina, Olmedo se impuso a Emelec

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN



Olmedo

2

 0

EmelecDiego Uquillas. Riobamba

En el marco de un impresionante paisaje andino, el Olmedo de Riobamba alcanzó una justa victoria en su campo,  al derrotar 2-0 al Emelec de Guayaquil. Cerca de 2 000 espectadores presenciaron un cotejo que en su primera mitad no tuvo grandes emociones y donde el juego se concentró en la  mitad de campo.

Lo mejor del cotejo se suscitó en los segundos 45 minutos, cuando Olmedo aprovechó los espacios que le dejó Emelec y marcó dos golazos por medio de Roberto Mina, a los 75 minutos, y de Christian Suárez, a los 81.

En la primera etapa, Olmedo entró con afanes ofensivos, mediante el despliegue del argentino nacionalizado ecuatoriano Christian Gómez por la banda derecha. Sin embargo, los volantes de corte azules controlaron prontamente el ímpetu del local.

El partido se tornó aburrido y las hinchadas parecieron contagiarse de aquello. Pocos eran los avances de peligro de ambos planteles y el juego cayó en un escenario de faltas en la media cancha y errores en la administración del balón. Esa monotonía solo se veía opacada por los centros del argentino Santiago Bianchi y los desbordes de Éder Valencia.

En los instantes finales de esta etapa, Emelec subió sus líneas,  pero sus ataques no llegaron a inquietar a la zaga riobambeña.

Pero la segunda fase  tuvo otra historia. Pese a que el juego se mantuvo en el medio campo, los protagonistas evitaron cometer faltas y el manejo de la pelota fue más eficiente en los dos clubes.

Lo mejor sucedió en los minutos finales, cuando inesperadamente Emelec soltó las marcas y decayó en su accionar, especialmente en la zona central del campo. Hasta entonces, el equipo guayaquileño había elaborado jugadas que terminaron en el área contraria.

Mucho tuvo que ver el apoyo de la hinchada local para que Olmedo saliera de esa monotonía y reflejara en la cancha las ambiciones del público que no quería irse sin una victoria. Al aliento de las gradas se sumó la buena actuación del gaucho Gabriel Méndez,  que empezó a manejar las riendas del cuadro de Chimborazo.

De los pies de Méndez salió el pase para Mina, que basado en su velocidad, superara la marca de Gabriel Achillier, el  más flojo de la zaga, y con suave remate derrotara a Marcelo Elizaga, a los 71’.

Cinco minutos más tarde,  Méndez habilitó a Suárez, quien aprovechó la lentitud de la defensa para rematar y pasarle el balón entre las piernas a Elizaga, para el 2-0. En los minutos finales el equipo local   se dedicó a sostener el balón y dejar que el tiempo pasara. Emelec, en cambio, no tuvo fuerzas para cambiar el marcador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)