6 de September de 2009 00:00

‘Jam sessions’ contra prejuicios

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El nacimiento del jazz también pudo haber marcado el fin de la segregación racial en los Estados Unidos, y el ‘jam session’ seguramente fue uno de los primeros pasos del movimiento de derechos civiles en ese país.



Jay Byron
Músico
Este trompetista nacido en Estados Unidos  es profesor  en el Instituto de Música Contemporánea de la Universidad San Francisco de Quito,  donde enseña Historia del Jazz, Armonía, Arreglo y composición, Improvisación y dirige la Big Band del Instituto Contemporáneo de Música.Los afroestadounidenses eran legalmente segregados desde la implementación de las leyes ‘Jim Crow’. En las primeras décadas del siglo XX, músicos negros y blancos no podían presentarse juntos en público.

Muchos músicos de raza negra y blanca se admiraban mutuamente, no estaban interesados sobre el tema racial,  sino en el talento y lo bien que una persona podía tocar. El ‘jam session’ era una actividad que permitía a músicos juntarse y aprender el uno del otro.

Usualmente los ‘jam sessions’ se realizaban en clubes nocturnos después de que estos habían cerrado e improvisaban sobre temas que conocían o sobre progresiones familiares que les daba la oportunidad de expresar su arte musical y compartir sus ideas creativas con sus colegas. Se conoce que el gran cornetista de raza blanca Bix Beiderbecke realizaba el viaje al lado sur de Chicago para poder tocar con su ídolo, Louis Armstrong.

Estas interpretaciones clandestinas continuaron por años hasta que el clarinetista Benny Goodman rompió la barrera del color, añadiendo al pianista de raza negra Teddy Wilson a su grupo en 1935. Desde este punto en adelante fue mucho más fácil para músicos de diversas razas trabajar juntos en bandas integradas.

Para la década de 1940 Teddy Hill estableció un ‘jam session’ regular todos los lunes por la noche en el bar Minton’s Playhouse donde algunos de los más grandes jazzistas, como Thelonious Monk y Dizzy Gillespie, se reunían de forma regular para experimentar e intercambiar ideas. Estas sesiones establecieron las bases del bebop, uno de los géneros más influyentes del jazz que fue desarrollado en esta década.

Actualmente,  el ‘jam session’ sigue siendo una actividad de desarrollo  social muy importante para los músicos, pues sirve para desarrollar sus habilidades y compartir sus ideas musicales, que contribuyen de forma importante a la continuada evolución del jazz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)