7 de enero de 2019 00:00

Impugnaciones a candidatos incluyen glosas

El Pleno del CNE espera tener la lista final de candidatos entre el 15 y el 20 de enero. Foto: archivo / EL COMERCIO

El Pleno del CNE espera tener la lista final de candidatos entre el 15 y el 20 de enero. Foto: archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 6
Andrés García
Redactor (I)
politica@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Para que queden en firme las 80 281 candidaturas inscritas para las elecciones del 24 de marzo deben primero superar tres filtros: objeciones, impugnaciones y apelaciones.

Las objeciones las interponen las organizaciones políticas directamente en las 24 Juntas Provinciales Electorales. Sobre las impugnaciones, José Cabrera, consejero del CNE, dijo que hasta el momento se han presentado 33. Los consejeros han resuelto 24 causas y nueve están pendientes.

En la mayor parte de impugnaciones, los movimientos apelaron al artículo 96 del Código de la Democracia, referente a los impedimentos para presentar candidatos.

La normativa prohíbe la participación de ciudadanos que hayan recibido sentencias condenatorias por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, concusión, cohecho, tráfico de influencias, así como lavado de activos y delincuencia organizada relacionada con actos de corrupción. Entre las 33 impugnaciones, la mayoría está relacionada con glosas emitidas por la Contraloría, aunque el CNE dijo que informará al final del proceso para no incurrir en prevaricato.

En el caso de las objeciones, en Pichincha, solo hubo seis, para más de 7 000 candidatos inscritos. Así lo señaló Luisana Becerra, presidenta de la Junta.

La funcionaria dijo estar impedida de revelar los candidatos objetados, pero adelantó que su participación fue cuestionada por adeudar pensiones alimenticias, presentar documentación fuera de plazos y por haber renunciado a cargos públicos a destiempo.

También hubo casos de candidatos señalados por ser concesionarios de frecuencias de radio y televisión, o no contar con la autorización de movimientos políticos para su participación en los comicios.

Según Becerra, se prevé terminar de sustanciar esos procesos entre hoy, lunes 7 de enero y mañana, martes 8. 

La funcionaria sostiene que el número de objeciones fue bajo, en relación con la cantidad de candidatos. Recordó que en las elecciones seccionales del 2014, en Pichincha hubo aproximadamente 2 000 candidatos inscritos. “Hay pocas objeciones y para el proceso hubo 5 000 candidatos más, en relación con las seccionales pasadas”, apuntó Becerra.

En la Junta Electoral de Guayas, en cambio, no se presentaron objeciones a los candidatos de esa provincia. Esa delegación ya culminó la fase de calificación de candidaturas.

En Azuay, la candidatura a la Alcaldía de Cuenca de Jefferson Pérez fue objetada, por presuntamente mantener contratos con el Estado, a través de una concesión de radio. Sin embargo, la decisión no está en firme. Si las organizaciones políticas no están conformes con la resolución pueden acudir al Pleno del CNE, para presentar impugnaciones.

Uno de los casos que se ventilará en el Pleno es la impugnación presentada por Galo Lara, quien busca llegar a la Prefectura de Los Ríos. La Junta Electoral de esa provincia dio paso a la objeción contra él. Por ello, el exasambleísta acudió al CNE. El consejero Cabrera confirmó que aún no se conoce la fecha en la que se tramitará esta causa.

En agosto del 2018, Lara obtuvo su prelibertad, tras cumplir el 40% de la sentencia de 10 años, como autor intelectual del triple crimen de una familia ocurrido en el 2011, en el cantón Quinsaloma.

El fin de semana pasado, Lara presentó los certificados emitidos por el CNE, referentes al goce de sus derechos políticos. También mostró el mismo documento, emitido por el Tribunal Contencioso Electoral.

Una de las impugnaciones aprobadas y que dejó sin efecto la resolución de la Junta Provincial de Imbabura fue la del movimiento Únete.

El Pleno anuló la decisión de primera instancia y calificó la candidatura de Mario Conejo, para la Alcaldía de Otavalo. La Junta no calificó esa candidatura, porque presuntamente Conejo constaba como adherente permanente de la organización política Minga.

Tras conocer la decisión, Conejo agradeció la acción del CNE y se mostró satisfecho por su calificación.

Las apelaciones son los recursos de última instancia y las resuelve el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Joaquín Viteri, presidente del órgano contencioso, aseguró que hasta el momento se han resuelto dos apelaciones.

Entre el jueves y viernes pasado llegaron 13 nuevas causas al TCE relacionadas con la calificación de candidaturas. El magistrado evitó hacer un balance de la cantidad de apelaciones interpuestas. Sin embargo, Viteri prevé que en esta semana arribe al Tribunal un mayor número de causas.

El titular recordó que los recursos que llegan al TCE tienen plazos improrrogables para su resolución. Eso incluye fines de semana e incluso días feriados, subrayó.

Por ello, recordó a los representantes legales de las organizaciones políticas que si no cumplen los plazos para presentar descargos o ampliar la documentación de las causas, estas serán negadas.

El CNE prevé tener la lista final de candidatos que participarán en las elecciones entre el 15 y 20 de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)