12 de julio de 2020 11:15

El Hogar Miguel León de Cuenca pide ayuda para enfrentar los contagios de covid-19

El personal del Hogar Cristo Rey de Cuenca ha sido evaluado y registra casos de covid-19. Foto: Lineida Casrillo / EL COMERCIO

El personal del Hogar Cristo Rey de Cuenca ha sido evaluado y no registra casos de covid-19. Foto: Lineida Casrillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El virus del covid-19 se propaga en la capital azuaya y llegó a una de las casas de acogida de adultos mayores. Hasta el sábado 11 de julio del 2020, el Hogar Miguel León registró 14 personas contagiadas y otra falleció con el virus, según la directora Sor Paulina Guaraca.

Este hogar tiene 150 años de servicio y es regentado por las religiosas Hijas de la Caridad. Acoge a 25 niños y adolescentes huérfanos y 45 personas de la tercera edad que viven en abandono. Laboran 45 profesionales y trabajadores.

El primer caso positivo –que se presume fue cómo llegó el virus- fue el de una menor de edad que ingresó hace dos semanas, asintomática. Dio negativo a la primera prueba rápida y positiva a la segunda, que se le practicó el 8 de julio del 2020.

A partir de eso y por los síntomas de fiebre, tos, dolor muscular, decaimiento o malestar general que presentó el 80% de la población de adultos mayores, el Ministerio de Salud Pública (MSP) realizó la prueba rápida a toda la población

Los casos positivos se reconfirman con la prueba PCR-RT que se realiza de acuerdo con la disponibilidad y en coordinación con el MSP. Pero los contagios van en aumento porque los resultados les entregan a diario, explicó la Directora.

Entre los infectados hay una menor de edad, adultos mayores y funcionarios del centro. Por eso, este sábado laboraba solo con el 40% del personal. 38 adultos mayores siguen en el Hogar y el resto –por complicaciones en la salud- fue trasladado a casas de salud.

Como parte del cerco epidemiológico y protocolos de bioseguridad se separó a la población de niños y adolescentes, de los adultos. Antes compartían espacios y este lunes 12 de julio, los menores de edad serán trasladados a otro espacio de la ciudad.

Es una propiedad –con áreas verdes, canchas y espacios comunales- de la Arquidiócesis de Cuenca y el traslado se cumplirá con el apoyo del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), explicó la coordinadora zonal de esta entidad, Ruth Caldas.

A Sor Paulina le preocupa la situación sanitaria, social y económica de esta casa-hogar. Ella dijo que desde el inicio de la pandemia por el coronavirus implementaron un plan de contingencia y sabían que en algún momento podía llegar el virus.

“Pero es complicado porque trabajamos con una población vulnerable y en abandono”, dijo. Al momento también enfrentan necesidades de alimentos, medicinas y productos de desinfección para atender a la población acogiente.

“Necesitamos ayuda de las instituciones públicas y de la solidaridad de la gente para sobrellevar esta difícil situación”, dijo la Religiosa. Para las donaciones económicas ponen a disposición la cuenta de ahorros del Banco del Pichincha 4886746600 o la entrega de los productos en el asilo ubicado en la calle Bolívar 14-58 y Estévez de Toral.

El MIES, MSP y el Consejo de Salud del Municipio de Cuenca también evaluaron la situación del Hogar Cristo Rey, otro de los centros que acoge alrededor de 150 adultos mayores de escasos recursos económicos y unos 40 profesionales y trabajadores.

Hace una semana les realizaron la prueba rápida de covid-19 a 30 trabajadores y todos dieron negativo. Como parte de los protocolos se replanteó la forma de trabajo. Una parte del personal labora un mes continuo y la otra el siguiente.

Con esto buscan evitar que el personal tenga contacto con personas de afuera y que contraiga el virus, explicó Miriam Silva, directora del Consejo de Salud. Cada vez que ingrese el nuevo grupo se le practicará la prueba rápida para controlar y evitar el contagio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)